fbpx
Seleccionar página
LA NUEVA NORMALIDAD POSPANDEMIA

LA NUEVA NORMALIDAD POSPANDEMIA

Descubre los insights sobre cómo las organizaciones pueden prepararse para enfrentar los cambios socioeconómicos provocados por la pandemia de COVID-19 y 7 elementos que formarán parte de la nueva normalidad

 

El COVID-19 nos ha enfrentado a un reto humanitario de escala global. Esta pandemia nos ha situado frente a una crisis comparable con la Segunda Guerra Mundial y la Gran Depresión de los años 30, con una particularidad distintiva: en este escenario, se estima una caída del orden del 40-50% en el consumo de bienes no esenciales a nivel global. La pregunta es: ¿cómo será la nueva normalidad?. Es imposible saberlo con exactitud. Sin embargo, ya se vislumbran algunos cambios que llegaron para quedarse, tanto en los hábitos de los consumidores como en las dinámicas de trabajo.

En tiempos de pandemia, los consumidores han experimentado una digitalización acelerada en todos los segmentos. En la Argentina, por mencionar un caso, se espera que, para fin de 2020, el comercio electrónico represente el 10% del total, cifra que se estimaba para 2025 antes de la pandemia. Al mismo tiempo, las personas se enfrentan a un nuevo paradigma laboral a partir de la implementación del trabajo remoto y flexible, una nueva realidad que trae consigo no solo cambios en el diseño de los hogares –ahora repensados para funcionar, además, como espacios de trabajo–, sino también en las leyes laborales. Lógicamente, estos cambios tienen importantes implicaciones para la “nueva normalidad” de los negocios, que requerirán de mucha creatividad y de una rápida respuesta.

Si bien es imposible saber con exactitud cómo será la nueva normalidad, ya se vislumbran algunos cambios que llegaron para quedarse

7 claves para construir la nueva normalidad

Frente a un escenario minado de incertidumbres, es posible considerar algunas lecciones del pasado para pensar constructivamente el futuro. En esta línea, identificamos 7 elementos que caracterizarán la nueva normalidad pospandemia.

1. El retorno de la distancia

Desde los 90, hemos vivido el auge de la globalización en un mundo cada vez más conectado. Si bien antes de la pandemia ya emergían tendencias proteccionistas de ciertos líderes a nivel global, la crisis ha llevado a los gobiernos de todo el mundo a imponer restricciones sin precedentes a la movilidad de las personas y los bienes. A modo de ejemplo, más del 90% de la población vive en países que han limitado el ingreso de inmigrantes a sus territorios. Probablemente estemos yendo hacia un contexto de mayores restricciones fronterizas, donde las barreras aumenten, en parte, por las propias preferencias de los consumidores, quienes han acentuado su predilección por productos y servicios locales y de origen conocido. Para hacer frente a esta posible disrupción, será necesario revisar y simplificar la cadena de suministros de principio a fin. Ir hacia una mayor diversificación –y potencial “localización”– de proveedores, aumentar los inventarios de seguridad y acelerar la automatización de la cadena logística.

2. Resiliencia y eficiencia

La capacidad para absorber el impacto de la crisis y salir de ella mejor posicionado que la competencia será clave para la supervivencia y la prosperidad a largo plazo. Los trabajos de investigación de McKinsey sobre la crisis financiera de 2008 encontraron que un pequeño grupo de empresas en cada sector transitó ese período con mayor éxito que sus pares. Indudablemente, sintieron el impacto, pero lograron recuperarse en mucho menor tiempo: para 2009, las ganancias de las empresas resilientes habían aumentado un 10%, mientras que las de aquellas no resilientes habían disminuido aproximadamente un 15%. ¿Cómo lo lograron? Estando mejor preparados antes de la crisis –por lo general, con un balance más sólido– y reaccionando rápidamente en busca de la eficiencia. Después del COVID-19, muchas compañías restablecerán sus prioridades, de modo que la capacidad de recuperación será tan importante para su pensamiento estratégico como el costo y la eficiencia.

3. El auge de la economía sin contacto

Existen tres grandes temas por distinguir en este punto. En primer lugar, si bien el comercio electrónico –y su complementario pago electrónico– ya estaba avanzando, el coronavirus aceleró su asentamiento en los hábitos de consumo.

En la Argentina, por ejemplo, las últimas encuestas que realizamos desde McKinsey informan que más del 50% de los consumidores aumentarán el uso de pagos online luego de la crisis. Por lo tanto, es necesario fortalecer la inversión en el negocio online y en la multicanalidad, ajustar el mix de productos y las políticas comerciales, y adoptar métodos de pago “sin contacto”. 

En segundo lugar, los teleservicios, que anteriormente se utilizaban de manera ocasional, son parte hoy de la cotidianidad. Esto se observa tanto en plataformas de encuentros virtuales, como Google Meet –que mostró un crecimiento exponencial en su número de usuarios durante la pandemia–, y en rubros como la telemedicina. Por último, se espera que se acelere la automatización en varios de los subprocesos de producción y servicios, que afectará a más de 400 millones de empleos a nivel mundial para el 2030.

4. Mayor intervención del Estado en la economía

Los gobiernos de todo el mundo han lanzado paquetes de estímulo por un valor superior a los $11 billones –equivalente a más de ocho planes Marshall simultáneos– con el fin de proteger el consumo esencial, preservar los empleos y evitar el quiebre de empresas. Los líderes empresariales de múltiples sectores tendrán que adaptarse a operar con una mayor intervención gubernamental.

Las preguntas, aún sin respuesta, giran en torno a la magnitud, la velocidad y la manera en que se reducirá el protagonismo de los gobiernos en la economía.

5. Más escrutinios para los negocios

Pospandemia, el público cuestionará a las organizaciones sobre qué hicieron durante la crisis, cómo respondieron y cuáles fueron sus actitudes, principalmente en los casos en que hayan recibido apoyo estatal.

6. Cambios en las estructuras de la industria y el comportamiento del consumidor

Con la digitalización acelerada, habrá una nueva normalidad para servir a los clientes con una propuesta de valor adaptada. Esto cambiará los protocolos de varias industrias y la lógica de competencia. Es probable, incluso, que surjan “supercampeones”: aquellos sectores que, en medio del shock, apuntalen su crecimiento y consoliden el mercado. Algunas de las claves en este sentido serán reasignar recursos hacia áreas de mayor valor añadido o crecimiento, modificar el portafolio de inversiones y, en algunos casos, realizar fusiones y adquisiciones para darle una nueva forma a la industria.

7. Necesidad como motor de creatividad

Toda crisis es, además de un desafío, un terreno de oportunidades. Múltiples historias de éxito se construyeron en momentos apremiantes. Aprovechar el sentido de urgencia para movilizar a las instituciones y potenciar la creatividad es una virtud que distinguirá a algunas organizaciones por sobre el resto.

 

Think with Google 

GREEN MARKETING: CÓMO PENSAR LAS MARCAS PARA EL FUTURO

GREEN MARKETING: CÓMO PENSAR LAS MARCAS PARA EL FUTURO

En la nueva normalidad, pensar en el impacto ambiental será un imperativo. Descubre de qué se trata el marketing ecológico y por qué apostar por una estrategia con el foco puesto en un futuro mejor para todos es bueno para tu marca y para tus consumidores. En esta nota, te damos 3 consejos clave para ponerlo en marcha

La crisis por COVID-19 trajo consigo nuevos cambios en los hábitos de las personas, desde la manera en que trabajan y disfrutan del tiempo libre hasta la forma en que consumen. Y estas alteraciones implicaron, también, cambios en el modo en que se producen y distribuyen los productos. De hecho, una de las consecuencias positivas de la pandemia es que ha generado la mayor caída en la emisión de CO2 de la que se tenga registro en la historia. Este es un dato clave en un momento en el que el cuidado se ha posicionado como valor central para ambas partes: empresas y consumidores. Y, también, teniendo en cuenta que, antes de la crisis sanitaria, un estudio global reveló que el 73% de los encuestados estaría dispuesto a modificar sus hábitos de consumo para reducir el impacto en el medio ambiente, y que el 49% estaría interesado en adquirir aquellos productos que, simultáneamente, fueran buenos para ellos y para el ecosistema, aunque implicase pagar un mayor precio.

En medio de tanta incertidumbre, ser parte de la solución se afianza en todo el mundo como una verdadera filosofía entre los especialistas en marketing.

En tiempos de crisis, cuando las relaciones con los clientes son más personales que nuncaconocer qué necesitan o esperan es esencial. Y el green marketing o marketing ecológico es uno de los recursos con que cuentan los marketers para conectar a las marcas con un creciente número de personas que desean vivir sus vidas de una manera más sostenible. Si bien el acento en la importancia de una afianzada responsabilidad social empresaria es compartido por todas las edades, se detecta un mayor fervor entre los millennials y las generaciones Z (nacidos entre 1990 y 2000) y X (nacidos entre 1965 y 1980).

Cómo ser parte de la conversación verde

A medida que las marcas comprenden la necesidad de encarar estrategias sostenibles y de ofrecer productos amigables con el medio ambiente se robustece el green marketing. Y eso se advierte en los distintos canales y plataformas, como YouTube, donde los vídeos de temas sustentables y un estilo de vida minimalista van en aumento. Promover los aspectos sostenibles de una compañía es, de hecho, una de las mejores formas de estar más cerca de los consumidores.

Entonces, aquí van algunos consejos y oportunidades para que puedas poner tu estrategia de marketing ecológico en acción :

Motivaciones

Piensa en tu marca, ¿en qué segmento hace la diferencia? Piensa si conecta con los consumidores más conscientes de sus ahorros (de energía, de recursos, de dinero), con los defensores de los animales y la vida silvestre, con los entusiastas de la salud (productos orgánicos, juguetes no tóxicos, etc) y la vida al aire libre (trekking, ski, escalada, camping, etc).

Contenidos

La cultura sostenible les demanda a los especialistas de la industria ser genuinos. Concéntrate en transmitir mensajes auténticos, comprométete con educar a los consumidores y, sobre todo, dales la oportunidad de participar. No se trata de “vender” una postura, sino de realizar los cambios necesarios para involucrarse de verdad con el cuidado del medio ambiente: desde reducir el consumo de energía en las oficinas hasta el diseño de productos y packagings ecológicos.

Alternativas

Ser parte de la solución también implica hacer hincapié en buenas prácticas como compartir, donar, reducir, reciclar, reutilizar e intercambiar, entre otras. Por eso, es esencial crear verdaderos puentes de comunicación con los consumidores para fomentar diversos cambios de hábitos. Son miles las sugerencias eco-friendly que todos podemos poner en práctica para marcar la diferencia.

thinkwithgoogle

MARKETING SENSORIAL

MARKETING SENSORIAL

Una campaña publicitaria exitosa necesita ser pensada y creada en función a una serie de elementos importantes para generar un impacto en la mente del consumidor y en las ventas  de la empresa. Algunos estudios científicos han demostrado que si bien el razonamiento es relevante en la toma de decisiones, las emociones son las protagonistas en la compra- venta de productos. Por esta razón, el marketing sensorial continúa ganando popularidad entre las marcas más prestigiosas.

Desde hace algunos años las grandes empresas, renombrados canales de televisión como MTV y agencias digitales de vanguardia han encontrado en el marketing sensorial una herramienta fundamental para mejorar su relación con los clientes: Apelar a los sentidos y estimular el subconsciente de los compradores es más efectivo que promover la idea de necesidad acerca de un producto que tal vez no desean adquirir.

En la actualidad las ventas en línea ocupan una posición importante, sin embargo es necesario destacar que con el marketing sensorial la carencia de un espacio físico o la  falta de interacción espacio-temporal no afectarán la manera en la que promueves tu negocio.

¿Qué es el Marketing Sensorial?

El marketing sensorial o marketing multisensorial es una disciplina que aborda los sentidos, principalmente vista, oído y olfato para generar experiencias positivas de compra. Dependiendo del producto, se pueden combinar varios sentidos para provocar estímulos inesperados por parte de la audiencia.

La razón guía, pero las emociones deciden

Tim Pethick

Para lograr un buen balance entre ambas y potenciar tu proceso de ventas es imperativo entender:

Marketing Sensorial: Decisión de compra

Marketing Sensorial

Razón

El pensamiento de compra determina:

Marketing Sensorial

Emoción

El sentimiento de compra conecta con:

Utilidad 

Beneficio

Necesidad

Gustos 

Intereses

Personalidad

La estrategia del marketing sensorial aplica tanto para el marketing tradicional como para el marketing online. Por ejemplo, un packaging con textura u olor interesante definitivamente producirá una reacción que suscitará una acción probablemente positiva para la empresa. En el caso del mundo digital, se ha comprobado estadísticamente que las campañas con mayor popularidad de vistas y de conversiones son aquellas que estimulan a su audiencia con infografías, música, movimiento y creatividad a través de videomarketing

¿Por qué aplicar el Marketing Sensorial en tu estrategia digital?

El marketing sensorial permite a las marcas consolidarse en la mente de sus consumidores desde el momento que se crea consciencia sobre el producto. La información sensorial ligada a la oferta o a la promoción digital posee una relación directa con las emociones del target. Por esta razón, un recuerdo agradable o impacto positivo puede tener resultados verdaderamente significativos:

Mejora la comunicación con los clientes

Uno de los principios de la comunicación humana expresa que un mensaje no necesariamente requiere de comunicación verbal para lograr su propósito. Al aplicar el marketing sensorial en tus productos o campañas digitales, le estás dejando saber implícitamente a tus clientes que te interesas por su bienestar y te preocupas por crear un vínculo más humano con ellos.

Transforma tu marca en una solución

El marketing sensorial evita que la audiencia te perciba como una empresa meramente capitalista que solo busca agrandar sus ganancias. Un cliente que siente el beneficio de tu servicio interpretará naturalmente que tu producto es la solución perfecta para sus problemas. En el marketing digital, el copywriting es clave para lograr una mejor interpretación de tu marca.

Aumenta tus ventas con valor agregado

Durante el proceso inconsciente de decodificación del mensaje el cerebro del consumidor se debate entre elementos racionales como precio, calidad, durabilidad, practicidad y eficiencia. Sin embargo, estudios recientes de neurociencias y neuromarketing demuestran que al crear empatía la decisión de compra se realiza principalmente desde los estímulos emocionales.

Fomenta la adquisición y el engagement

Al incitar la adquisición de tus servicios a través de la sutil combinación de impulsos básicos y el razonamiento estimulado con un diseño interesante y creativo, el marketing sensorial te asegura un lugar entre las marcas favoritas de tu target. Recuerda mantener la cohesión de esta estrategia desde el diseño de tus productos hasta los recursos de marketing digital para su promoción.

Marketing sensorial y neuromarketing para aumentar las ventas

Para que un negocio pueda ser exitoso necesita tener bien definido su target, la actividad o producto principal que va a ofrecer e identificar si este responde a las necesidades del mercado. Además, necesita diseñar bien el tipo de experiencia que va a ofrecer a los clientes y esto es posible con el marketing sensorial y el neuromarketing. 

Estas son consideradas como herramientas aliadas para diseñar una experiencia de compra que te permita destacar ante la competencia, ya que se centra en las necesidades reales de los clientes y además, aumenta su compromiso con la marca. Sin embargo, debes saber que ambas estrategias tienen fundamentos distintos:

  • Neuromarketing

Evalúa las respuestas de los consumidores ante los estímulos o impactos sensoriales mediante técnicas de neurociencia.

  • Marketing sensorial

Diseña experiencias que despierten emociones en el consumidor a través de la estimulación de los sentidos.

Saber implementar el marketing sensorial es importante, ya que la percepción que se tiene de una marca y las experiencias que se viven en torno a ellas influyen considerablemente en la decisión de compra. 

Según el libro ‘How Customer Think’…

Entre un 80% y 95% de las decisiones de compra se toman en el subconsciente

Esto se debe a que este influye más la parte irracional/emocional del cerebro que la parte racional.

Si quieres aplicar el marketing sensorial para estimular los sentidos del cliente y así conseguir experiencias memorables, crear recuerdos y lograr que el negocio se posicione mejor en la mente del consumidor necesitas enfocarte en elementos como: 

  • El color de los empaques
  • La organización y colocación de los productos en el establecimiento
  • La música en las tiendas
  • El olor de los espacios donde está el producto

Es importante alinear diferentes estrategias para crear conexiones más profundas con el cliente y esto puede lograrse a través de las técnicas del marketing sensorial, apoyadas en las investigaciones y estudios de neuromarketing.

El marketing sensorial requiere de mucha experiencia en el área de comunicación, publicidad y sobretodo amerita que entiendas muy bien a tu público. Esta disciplina reúne múltiples técnicas y herramientas que deben ser desarrolladas y aplicadas por expertos.

lemon.digital

CREAR UNA «NUEVA NORMALIDAD», COMO AYUDAR A TU EMPRESA A ADAPTARSE AL CAMBIO

CREAR UNA «NUEVA NORMALIDAD», COMO AYUDAR A TU EMPRESA A ADAPTARSE AL CAMBIO

Empezamos otro mes de pandemia mundial, pero no mucho parece normal ahora mismo. Cada día trae nueva información y presenta nuevos retos a empresas de todos los tamaños. El cambio ha sido rápido y nos está obligando a replantearnos lo que entendemos como la forma habitual de hacer negocios.

No hay un enfoque universal que vaya a ayudar a las empresas a avanzar en la dirección correcta durante esta situación. Esta experiencia es única para cada equipo y cada organización. No obstante, probablemente todos estemos escuchando la misma pregunta: «¿cuándo volveremos a la normalidad?».

Lo que debemos preguntarnos es si volver es nuestra única opción. Una pregunta más acertada sería «¿cómo queremos que sea la nueva normalidad?».

Esta situación puede suponer una gran oportunidad para replantearnos qué puede ser «normal». En las empresas, creo que nuestro trabajo colectivo es crear una normalidad mejor en la que pensemos más sobre lo que necesitan los consumidores y cómo podemos adaptarnos a sus necesidades.

A continuación te explicamos tres formas en las que puedes ayudar a tu equipo a crear una nueva normalidad.

Analiza tu realidad actual y define objetivos claros

¿Cuánto se acerca tu realidad actual a tu plan de negocio para el 2020? Para muchos, los planes han cambiado por completo. Reconocer este cambio y replantearte tus objetivos es clave para identificar en qué debería centrarse tu equipo

Este año se cumplen 20 años desde que empezamos a usar OKRs en Google. Los OKR son objetivos y resultados clave. Los objetivos son metas tangibles y alcanzables dentro de un marco temporal cuantificable, y los resultados clave deben describir logros claros en lugar de actividades. En Google, los OKR siguen siendo una herramienta verdaderamente útil durante esta situación impredecible, ya que nos ayudan a definir plazos revisados de forma clara, cambiar nuestras prioridades y, en este momento, adaptarnos al cambio siempre que sea necesario.

Rétate a ti y a tus equipos a identificar posibles cambios en el comportamiento que podrían dar lugar a nichos que tus productos y servicios pueden cubrir.

Para fijarte objetivos claros y cuantificables, debes retarte a ti y a tus equipos a identificar posibles cambios en el comportamiento que podrían dar lugar a nichos que tus productos y servicios pueden cubrir. Google Trends puede ayudarte a evaluar dónde mostramos una intención cada vez más duradera.

Aprovecha el cambio para crear tu nueva normalidad

La historia nos ha enseñado que los periodos más difíciles a menudo conllevan progresos increíbles. Walt Disney, al igual que Parker Brothers con el juego de mesa Monopoly, se estableció durante la Gran Depresión aportando alegría en un momento en el que muchos se echaban atrás. Ambas empresas siguen siendo admiradas hoy en día. Más recientemente, la crisis financiera mundial del 2008 nos dio a conocer empresas como Stripe, Square, Airbnb y Slack.

La situación actual está haciendo que emerjan de forma más clara las necesidades que se deben cubrir. Crea y comparte una visión de dónde estás hoy y, lo que es más importante, de dónde debes invertir más para llegar adonde quieres estar. A veces, rápido es mejor que perfecto.

La adaptación es supervivencia: adáptate al cambio y celébralo

En la naturaleza, las características hereditarias pasan de generación en generación y, como resultado, las especies van cambiando con el tiempo. Las características favorables son las que perduran y se siguen pasando a las nuevas generaciones. No siempre sobrevive la especie más fuerte ni la más inteligente, sino que puede hacerlo la que mejor se adapta al cambio.

Esta teoría también se aplica a las empresas. Las empresas que adoptan una cultura de experimentación y que adaptan sus productos rápidamente a las necesidades cambiantes de los consumidores son las que más probabilidades tienen de avanzar con ventaja.

La evolución no siempre se puede ver en el momento. Asegúrate de que tus equipos puedan pensar y crear teniendo esto en mente.

La evolución no siempre se puede ver en el momento. Asegúrate de que tus equipos puedan pensar y crear teniendo esto en mente. Celebra todos los momentos positivos, por pequeños que sean, y haz que tus equipos tengan la capacidad de pensar y crear teniendo en cuenta las necesidades actuales y futuras.

Así estarán en condiciones de evolucionar. No podemos alcanzar el éxito si no lo intentamos. Aunque algunos intentos puedan ser fallidos, los equipos cuyos líderes y cultura celebran el progreso y reconocen los aspectos positivos de los fracasos son los que pueden enfrentarse a cualquier situación.

El cambio no siempre es fácil, pero muchas empresas tienen una oportunidad única para adaptarse a esta situación sin precedentes como forma de aprender y crecer para que la «nueva normalidad» sea una mejor para todos.

Matthew Rivard
Head of Strategy & Product Acceleration
Google Canada

CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO DE COMPRA DEL CONSUMIDOR

CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO DE COMPRA DEL CONSUMIDOR

El impacto global del coronavirus está haciendo que los consumidores usen más Internet para encontrar entretenimiento, convertir la cocina en una oficina o simplemente pedir la compra de la semana. Por eso, las visitas a Internet han aumentado entre un 50 y un 70 %. Este cambio de comportamiento repentino indica que las necesidades de los consumidores están evolucionando mientras se adaptan a la nueva situación.

Ahora, el reto para las marcas es estar al día de esta nueva realidad, ofrecer a los clientes lo que necesitan y prepararse para la futura recuperación.

El valor de una estrategia conectada y basada en datos

Una posible estrategia es empezar a hacer un mejor uso de los datos a los que ya tienes acceso: tus datos propios. Estos datos son la información que recibes directamente de los clientes, por ejemplo, a través de tu sistema de gestión de relaciones con los clientes (CRM), las analíticas de tu sitio web, las ventas y mucho más. Debes usarlos siempre protegiendo la privacidad y cumpliendo las normativas locales.

Estos datos son especialmente útiles para los profesionales del marketing, ya que son únicos para tu empresa y te proporcionan información valiosa sobre los clientes y el tipo de productos o servicios que buscan. Utilizar estos datos también te ayuda a ofrecer una mejor experiencia online (y valor a los clientes), lo cual te permite obtener más conversiones y un mayor retorno de la inversión.

Incluso antes de la crisis del coronavirus, contar con una estrategia de datos conectados era fundamental para los mejores profesionales del marketing, ya que les permitía aumentar sus ingresos y ahorrar costes. A medida que avanzamos, es cada vez más importante el papel que juegan los datos propios usados de forma responsable.

1. Conoce a tu audiencia y cómo están cambiando sus necesidades

Ahora que han cambiado las rutinas y las preferencias por marcas de los consumidores, es posible que empiecen a mostrar nuevos comportamientos o incluso que observes un aumento de compradores de grupos demográficos que no habías tenido en cuenta anteriormente. Analizar tus datos propios te permitirá identificar exactamente lo que está ocurriendo.

Tus datos también pueden darte más información sobre el valor del tiempo de vida del cliente y ayudarte a identificar qué clientes puedes perder.

Herramientas como Google Analytics pueden resultarte útiles en este caso. Muchas empresas utilizan estas herramientas, como Orange Polonia, que el año pasado descubrió el potencial que tenían sus datos para aumentar las oportunidades de venta en un 86 % y reducir los costes de adquisición en un tercio.

Las estadísticas de la audiencia son otra forma de analizar información y detectar oportunidades o tendencias emergentes.

2. Llega a los clientes más valiosos e interactúa con ellos

Durante esta situación, es más importante que nunca lanzar el mensaje adecuado a los consumidores en el momento correcto durante su recorrido. Las estrategias basadas en datos pueden ayudar a los profesionales del marketing a elaborar el mensaje apropiado y llegar a los clientes oportunos a la vez que minimizan la inversión poco eficiente en marketing. Para las empresas, la relevancia y la reducción de costes son ahora más importantes que nunca.

Una herramienta útil puede ser la segmentación por lista de clientes. La empresa noruega de telecomunicaciones Telia la usó en el 2019 para mostrar campañas más personalizadas a los segmentos de audiencia clave, con lo que consiguió una tasa de conversión un 22 % superior a la media.

También puedes utilizar las audiencias de remarketing en Google Ads o Google Analytics. Estas audiencias permiten a los profesionales del marketing usar sus datos propios online u offline para llegar a clientes potenciales e interactuar con ellos en la Búsqueda, Gmail, YouTube y la Red de Display. El verano pasado, ayudaron a la marca de ropa sueca Stayhard a volver a conectar con usuarios interesados que habían visto sus vídeos y a registrar un aumento interanual del 55 % en el tráfico a su sitio web.

Las empresas se están enfrentando a desafíos logísticos o en sus cadenas de suministro, y estas herramientas pueden ayudarlas a optimizar sus anuncios para llegar solo a un subconjunto de clientes o a anunciar únicamente una determinada categoría de productos. Por ejemplo, una tienda que tenga problema para completar sus pedidos debido a la falta de personal en sus almacenes puede utilizar la segmentación por lista de clientes para elegir quién tiene prioridad para ver sus anuncios: en este caso, los clientes más fieles.

Además, puedes usarlas en combinación con audiencias similares. Esta función ayudó en el 2019 a Iberia España a identificar a un potencial de 2 millones de usuarios similares a los clientes de alto valor para impactar en sus campañas.

Las tiendas también pueden utilizar la función de informes Búsquedas en el sitio de Google Analytics para comprobar si los clientes buscan principalmente información sobre sus envíos o su política de devoluciones. De ser así, pueden modificar el diseño de su sitio web para que ese contenido esté más visible y se encuentre de forma más fácil.

3. Usa datos e insights para ofrecer una mejor experiencia de usuario

También puedes usar los datos e insights que tienes sobre los comportamientos cambiantes de los clientes para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Por ejemplo, podrías hacer ajustes en tu sitio web para mejorar la navegación y reducir el porcentaje de rebote en determinadas páginas, o incluso adaptar tus creatividades a los productos más demandados durante estas semanas.

Una forma de hacerlo es usar Google Optimize. Esta herramienta gratuita te permite hacer pruebas en tu sitio web para saber qué contenido prefieren los consumidores y poder mejorar el rendimiento.

Céntrate en el presente sin perder de vista el futuro

Dada la difícil situación que atraviesa el mundo, es fácil no darse cuenta de cómo pueden ayudar los datos a las marcas que han pasado a centrarse en su supervivencia. No obstante, las empresas que den prioridad a un uso responsable de sus datos propios para entender los cambios en los comportamientos de los consumidores podrán crear mejores estrategias de marketing que las ayuden a corto plazo y cuando se inicie la recuperación.

Pin It on Pinterest