fbpx
GENERACIÓN Y y Z EN QUE SE DIFERENCIAN Y CÓMO PUEDEN LAS MARCAS CAPTAR SU ATENCIÓN

GENERACIÓN Y y Z EN QUE SE DIFERENCIAN Y CÓMO PUEDEN LAS MARCAS CAPTAR SU ATENCIÓN

Cada año se publican cientos o miles de artículos sobre las nuevas generaciones de la era digital. Mientras los profesionales del marketing estudiaban con lupa a los millenials, los centenials crecieron y se convirtieron en adultos. Ambas generaciones viven centradas en los smartphones, se pasan el día conectadas a las redes sociales, tienen una mirada abierta al mundo y muestran mucha confianza en sí mismas. Aunque quizás no sean tan similares como parece…

En este artículo, analizamos las similitudes y las diferencias de las generaciones Y y Z, además de ofrecer muchos datos que ayudarán a las marcas a establecer relaciones fructíferas con ellas.

Cómo diferenciar la generación Z de la Y

La generación Y agrupa a los nacidos después de 1981. Estos jóvenes llegaron a la edad adulta en el nuevo milenio, por lo que se les suele llamar «millenials». Es la primera generación inmersa por completo en la tecnología digital, aunque vivió la era anterior a la expansión de Internet: su infancia transcurrió sin prácticamente ningún contacto con los smartphones ni las redes sociales.

Los representantes de la generación Z se distinguen de los millenials en que «nacieron con un smartphone bajo el brazo». A diferencia de los jóvenes de la generación Y, viven inmersos en la tecnología digital desde la infancia y se puede afirmar que Internet es un elemento esencial de las vidas de sus padres.

Los investigadores no se ponen de acuerdo a la hora de determinar el comienzo de los años de nacimiento de la generación Z. El límite oscila entre 1991 y 2001, en función del nivel de desarrollo tecnológico de cada país. Los sociólogos suelen tomar como referencia el año 1995. En ese caso, los centenials adultos ya han cumplido los 24 años.

Según la empresa de medios de comunicación Bloomberg, los miembros de la generación Z representan un tercio de la población mundial y su solvencia va en aumento. De hecho, a las marcas ya les parecen igual de interesantes las audiencias centúricas que las milénicas.

La generación Y disfruta de la vida; la generación Z cambia el mundo.

Las oportunidades y las amenazas del mundo moderno han hecho que las generaciones Y y Z tengan formas diferentes de enfocar la vida.

Según un estudio de la consultora FutureCast, los millenials parten de la premisa que «solo se vive una vez» y, por tanto, intentan aprovechar la vida al máximo. Quieren disfrutar y están dispuestos a arriesgarse para sentirse vivos. El 77 % prefiere vivir una experiencia inolvidable que comprar un producto, por mucho que lo deseen.

Los representantes de la generación Z son más prácticos: el 60 % elegiría un producto físico antes que una experiencia pasajera (40 %).

La generación más joven es más ambiciosa: un 60 % de los centenials, frente a solo un 39 % de los millenials, quiere mejorar el mundo en el que vivimos. La generación Z no solo tiene sueños, sino que también cree que puede cumplirlos. Estos jóvenes dominan la tecnología y están acostumbrados a tener acceso a toda la información que quieren. Por ello, creen que merecen más de lo que tienen. Tienen mucha seguridad y esperan que los demás (marcas, compañeros o suscriptores) los tomen en serio y les ayuden a lograr sus objetivos; por ejemplo, a montar un negocio propio. Esto es lo que quiere un 72 % de los centenials.

La generación Y viaja; la generación Z vive sin fronteras

De todas las generaciones, la milénica es la que más viaja. Un estudio de la agencia de publicidad Expedia Group Media Solutions reveló que los representantes de la generación Y hacen una media de 4,3 viajes al año, es decir, viajan un 30 % más que la generación Z.

Estudios realizados en Rusia también sugieren que un 33 % de los millenials incluye los viajes entre sus principales intereses. En cambio, este tema no figura entre las 10 aficiones principales de los centenials.

No obstante, podemos afirmar que la generación Z es la primera generación global. Una encuesta de la Fundación Varkey realizada a 20.000 personas de 20 países revela que, para los centenials, las fronteras son cosa del pasado. Estos jóvenes «recorren el mundo» a diario gracias a Internet y ya desde niños observan la diversidad del planeta, las culturas y las religiones en vídeos, en las redes sociales y en la realidad que los rodea.

Según el Pew Research Center, la diversidad racial y étnica de la generación Z es un 10 % mayor que la de los millenials.

Los centenials muestran una mayor tolerancia de género. En los Estados Unidos, un 38 % de los representantes de la generación Z considera que, pese a lo que se creía antaño, las personas no se definen por su género. Esta opinión solo la comparte un 27 % de los millenials. Prácticamente un 60 % de los centenials está convencido de que en el mundo debería haber más opciones que «hombre» y «mujer», algo que solo cree el 50 % de los millenials.

Las tecnologías que son nuevas para la generación Y forman parte del día a día de la generación Z.

Ambas generaciones se caracterizan por tener una gran dependencia de los dispositivos móviles, lo que ayuda a las marcas a promocionar sus productos.

Un 53 % de los millenials admitió que, si tuvieran que elegir, preferirían antes perder el olfato que no poder usar la tecnología moderna. Más de un 80 % duerme con su smartphone y un 32 % consulta las redes sociales, incluso en el baño.

Las cifras de la generación Z no son menos impactantes. Según Commscope, el 100 % de los centenials consulta un smartphone al menos 5 veces cada hora. Además, 7 de cada 10 adultos de la generación Z lo hacen cada 2 minutos.

Lo que diferencia a estas generaciones es que las «tecnologías del futuro», que tanto atraen a los millenials, ya están muy integradas en las vidas de los centenials. De hecho, un 82 % de los representantes de la generación Z está convencido de que conoce muy bien las nuevas tecnologías. Desde pequeños oyen hablar de la realidad aumentada, los asistentes con inteligencia artificial y los vehículos no tripulados, así que es no es nada fácil impresionarlos.

Una encuesta de la agencia británica Voxburner reveló que más de un 71 % de los centenials y un 58 % de los millenials muestra interés por la realidad virtual. Según la empresa de investigación CivicScience, un 28 % de los representantes de la generación Z está dispuesto a comprar gafas de realidad virtual frente a solo un 19 % de la generación Y.

La generación Y ve contenido; la generación Z lo crea.

Según el Pew Research Center, YouTube es una plataforma imprescindible para la generación Z.

Por otro lado, más de la mitad de los posmillenials crean contenido por su cuenta. Según revela una encuesta de CommScope, la profesión más atractiva para la generación Z es la de creador de blogs de vídeo. Un 37 % de los encuestados sueña con convertirse en YouTuber profesional.

A diferencia de la generación Y, caracterizada por sus dotes creativas, a la hora de crear contenido los centenials recurren a herramientas intuitivas: prefieren montar un vídeo en un smartphone y, a ser posible, con un solo clic.

Esta peculiaridad de la generación Z ha contribuido a que la aplicación TikTok se hiciera rápidamente muy popular en todo el mundo. A finales del 2018, este servicio para crear y compartir vídeos cortos con el móvil superaba a Instagram y Facebook en número de descargas. Vídeos verticales cortos, retos, prácticas herramientas de edición de vídeo, máscaras, filtros y pistas de audio de fondo gratuitas: todo lo que los centenials podían soñar.

En cambio, según el informe de comScore, las principales aplicaciones que usan los millenials son Facebook, el cliente de correo Gmail y la plataforma de compra Amazon.

La generación Y planifica las compras; la generación Z prefiere improvisar.

La generación Y se basa en el contacto emocional; la generación Z confía en los famosos.

Para captar la atención de las generaciones Y y Z con sus mensajes, las marcas no solo deben ser imaginativas, sino también rápidas y honestas.

La atención de la generación Z dura un 25 % menos que la de sus antecesores. Los millenials pueden mantener la atención durante 12 segundos, mientras que los centenials solo durante 8. Por otro lado, la generación Z tiende a confiar más en la veracidad de la información que recibe. Los centenials apenas comprueban la veracidad de los mensajes publicitarios, menos que la generación Y (40 %).

Esto no significa que los posmillenials sean más fáciles de convencer. Según un estudio de la agencia creativa Brand House, la generación Z es muy intuitiva. Al leer un texto publicitario o ver un vídeo, los jóvenes saben enseguida si la información que se les ofrece es falsa o irrelevante.

Según Deep Focus, los millenials responden mejor a los anuncios que crean un contacto emocional (un 31 % de los millenials frente a un 20 % de los centenials), mientras que los centenials tienen preferencia por los anuncios protagonizados por famosos (un 27 % de los centenials frente a un 20 % de los millenials). CivicScience también confirma que las recomendaciones que ofrecen los líderes de opinión en las redes sociales tienen un mayor impacto en la generación Z (29 %) que en la generación Y (19 %).

Los millenials y los centenials son muy diferentes. Es importante que las marcas sean conscientes de ello y adapten sus estrategias de marketing a cada generación para obtener buenos resultados.

Si quieres vender tus productos a representantes de la generación Y, ofréceles una experiencia estimulante y ayúdales a disfrutar de la vida. Crea un contacto emocional con ellos, promételes un programa de fidelización y ofréceles asistencia online continuada. Recuerda que los millenials suelen planificar sus compras y pueden comprobar la veracidad de tus anuncios.

Con los representantes de la generación Z debes usar una estrategia que les ayude a lograr sus objetivos personales. Los centenials están convencidos de que lo saben todo: conocen el mundo que les rodea, las nuevas tecnologías y la diversidad humana. Es más fácil que se interesen por un producto físico, siempre que sea rentable y que se promocione en un mensaje breve, pero ilustrativo. Atrae a líderes de opinión y fomenta las ventas impulsivas.

Al leer estudios internacionales, debes tener en cuenta que el nivel de desarrollo y las tendencias de las generaciones pueden variar notablemente en función del país, la ciudad e incluso la región de una misma megalópolis. Es importante que estudies el perfil de tus clientes y te fijes en los cambios que se producen en su conducta. Y recuerda: las generaciones crecen muy deprisa y dan paso a otras.

Fuente: https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-es/generaciones-y-y-generacion-z-en-que-se-diferencian-y-como-captar-su-atencion/

6 TENDENCIAS TECNOLÓGICAS PARA EL 2020

6 TENDENCIAS TECNOLÓGICAS PARA EL 2020

Estamos en medio de la 4ta revolución industrial, y la tecnología está evolucionando más rápido que nunca. Las empresas y las personas que no se mantienen al día con algunas de las principales tendencias tecnológicas, corren el riesgo de quedarse atrás.

Comprender las tendencias clave, permitirá que las personas y las empresas se preparen y aprovechen las oportunidades.

Aquí, algunas de las tendencias más inminentes para las que todos deberían prepararse en este 2020.

Inteligencia Artificial (IA) como servicio 

La Inteligencia Artificial (IA) es una de las evoluciones tecnológicas más transformadoras de nuestros tiempos. La mayoría de las empresas han comenzado a explorar cómo pueden usar la inteligencia artificial para mejorar la experiencia del cliente y optimizar sus operaciones comerciales. Esto continuará en el ya por venir año 2020, y aunque las personas se acostumbrarán cada vez más a trabajar junto con la IA, diseñar y desplegar sistemas basados ​​en IA seguirá siendo una propuesta costosa para la mayoría de las empresas.

Por esta razón, muchas de las aplicaciones de IA continuarán realizándose a través de proveedores de plataformas como servicio, lo que nos permite simplemente alimentar nuestros propios datos y pagar los algoritmos o calcular los recursos a medida que los usamos.

Actualmente, estas plataformas, proporcionadas por empresas como Amazon, Google y Microsoft, tienden a tener un alcance algo amplio, con una ingeniería personalizada (a menudo costosa) requerida para aplicarlas a las tareas específicas que una organización puede requerir. Durante el 2020, veremos una adopción más amplia y un grupo creciente de proveedores que probablemente comenzarán a ofrecer aplicaciones y servicios más personalizados para tareas específicas o especializadas.

La quinta generación de conectividad a Internet móvil

Nos dará velocidades de descarga y cargas súper rápidas, así como conexiones más estables. Si bien las redes de datos móviles 5G estuvieron disponibles por primera vez en el 2019, en su mayoría aún eran caras y limitadas a funcionar en áreas confinadas o ciudades importantes. Es probable que el 2020 sea el año en que la red 5G realmente comience a volar, con planes de datos más asequibles y una cobertura mejorada, lo que significa que todos pueden unirse.

Las redes de datos súper rápidas no solo nos brindarán la capacidad de transmitir películas y música con mayor calidad cuando estamos en movimiento. Las velocidades considerablemente mayores significan que las redes móviles serán más utilizables incluso que las redes cableadas que se ejecutan en nuestros hogares y negocios. El mayor ancho de banda permitirá que las máquinas, los robots y los vehículos autónomos recopilen y transfieran más datos que nunca, lo que conducirá a avances en el área de Internet de las cosas (IoT) y las maquinas inteligentes.

Vehículos autónomos

Si bien todavía no estamos en la etapa en la que podemos esperar viajar de manera rutinaria, o incluso ver, vehículos autónomos, en el año 2020, sin duda, se continuarán generando una cantidad significativa de vehículos autónomos.

El jefe de Tesla, Elon Musk, dijo que espera que su compañía cree un vehículo autónomo verdaderamente “completo” para el 2020 y que la cantidad de vehículos capaces de operar con un menor grado de autonomía, como el frenado automático y el cambio de carril, se convertirá en un algo cada vez más común. Además de esto, otros sistemas en el automóvil que no están directamente conectados a la conducción, como las funciones de seguridad y entretenimiento, serán cada vez más automatizadas y dependerán de la captura de datos y análisis. 

No solo serán autos autónomos, por supuesto: el transporte por camión y el transporte marítimo se están volviendo cada vez más autónomos, y es probable que los avances en este espacio continúen llegando a los titulares a lo largo del 2020.

Medicina personalizada y predictiva 

Actualmente, la tecnología está transformando la atención médica a un ritmo sin precedentes. Nuestra capacidad de capturar datos de dispositivos portátiles como los relojes inteligentes nos dará la capacidad de predecir y tratar cada vez más los problemas de salud en las personas incluso antes de que experimenten algún síntoma.

Cuando se trata de tratamiento, veremos enfoques mucho más personalizados. Esto también se conoce como medicina de precisión que permite a los médicos recetar medicamentos con mayor precisión y aplicar tratamientos, gracias a una comprensión basada en datos de cuán efectivos pueden ser para un paciente específico.

Aunque no es una idea nueva, gracias a los recientes avances tecnológicos, especialmente en los campos de la genómica y la IA, nos está dando una mejor comprensión de cómo los cuerpos de las diferentes personas están mejor o peor equipados para combatir enfermedades específicas, así como cómo es probable que reaccionen a diferentes tipos de medicamentos o tratamientos.

A lo largo del 2020, veremos nuevas aplicaciones de atención médica predictiva y la introducción de tratamientos más personalizados y efectivos para garantizar mejores resultados para pacientes individuales.

Visión por computador 

En términos informáticos, la “visión” implica sistemas que pueden identificar elementos, lugares, objetos o personas a partir de imágenes visuales, es decir, las recopiladas por una cámara o un sensor. Es esta tecnología la que permite que la cámara de su teléfono inteligente reconozca qué parte de la imagen que está capturando es un rostro y potencia la tecnología como Google Image Search.

A medida que avanzamos hacia el 2020, veremos herramientas y tecnología equipadas con visión artificial para un número cada vez mayor de usos. Esta tecnología es fundamental para la forma en que los automóviles autónomos “verán” y navegarán por zonas peligrosas. Las líneas de producción emplearán cámaras de visión por computadora para detectar productos defectuosos o fallas en los equipos, y las cámaras de seguridad podrán alertarnos de cualquier cosa fuera de lo común, sin requerir monitoreo las 24 horas, los 7 días de la semana.

La visión por computadora también permite el reconocimiento facial, del que escucharemos mucho en el 2020. Ya hemos visto cuán útil es la tecnología para controlar el acceso a nuestros teléfonos inteligentes en el caso de FaceID de Apple, y cómo el aeropuerto de Dubái utiliza el reconocimiento facial para proporcionar fluidez en los viajes. Sin embargo, a medida que los casos de uso crezcan en el 2020, también tendremos más debates sobre la limitación del uso de esta tecnología debido a su potencial para erosionar la privacidad y permitir un control estatal.

Realidad extendida 

La realidad extendida (XR) es un término general que cubre varias tecnologías nuevas y emergentes que se utilizan para crear experiencias digitales más inmersivas. Más específicamente, se refiere a la realidad virtual, aumentada y mixta. La realidad virtual proporciona una experiencia totalmente inmersiva digitalmente en la que ingresa a un mundo generado por computadora utilizando auriculares que combinan el mundo real. La realidad aumentada superpone objetos digitales en el mundo real a través de pantallas o pantallas de teléfonos inteligentes. La realidad mixta (MR) es una extensión de la realidad aumentada, lo que significa que los usuarios pueden interactuar con objetos digitales colocados en el mundo real.

Estas tecnologías han existido durante algunos años, pero se han limitado en gran medida al mundo del entretenimiento, con los auriculares Oculus Rift y Vive que ofrecen, como lo hace Betway, lo último en juegos.

A partir del 2020, se espera que todo eso cambie, a medida que las empresas se familiaricen con la gran cantidad de posibilidades emocionantes que ofrecen ambas formas actuales de XR o realidad extendida. La realidad virtual y aumentada prevalecerá cada vez más para la capacitación y la simulación, además de ofrecer nuevas formas de interactuar con los clientes.

 

LA IMPORTANCIA DEL MODELO DE ROLES DEL CONSUMIDOR

LA IMPORTANCIA DEL MODELO DE ROLES DEL CONSUMIDOR

Antes de segmentar el mercado, es necesario considerar a quiénes se pretende llegar con el producto. Para ampliar su información, los profesionales en marketing utilizan el modelo de roles del consumidor para direccionar la estrategia de sus productos.

Se pueden distinguir cinco roles en las decisiones de compra:

 

Iniciador

Persona o personas que sugieren la idea de compra del producto.

Influenciador

Personas cuya opinión o puntos de vista son importantes en la decisión de compra final.

Decisor

Persona que decide sobre alguno de los elementos de la decisión de compra: si comprar, qué comprar, cómo comprar y dónde comprar, cuándo comprar.

Comprador

La persona que lleva a cabo la compra del producto.

Usuario

La persona que utiliza el producto o servicio.

Una empresa necesita identificar estos roles del comprador que tienen implicaciones en el diseño del producto, elaboración de los mensajes, creación de estrategias y la asignación del presupuesto.

Por ejemplo, en el producto pañales de bebé. El iniciador puede ser la madre; el influenciador sobre la marca a comprar o el tipo de pañal, la abuela del bebé o las amigas de la madre que tienen bebés; el decisor la madre del bebé; el comprador el padre, la señora que trabaja en la casa, la niñera, etc., y el usuario el bebé.

MARKETING Y SU IMPORTANCIA ACTUAL

MARKETING Y SU IMPORTANCIA ACTUAL

En la actualidad sin duda alguna, el marketing es cada día más importante, las empresas necesitan de él para poder realizar intercambios comerciales y satisfacer las necesidades de sus mercados, proporcionando un valor superior y bienestar al consumidor y la sociedad. Es en este marco que analizaremos su importancia.

Importancia actual del marketing mundial

La evolución del marketing ha recorrido un largo camino hasta nuestros días, desde un simple intercambio, análisis de las necesidades del consumidor, hasta el conocimiento y la comercialización basada en la experiencia; todas, sin duda, en la búsqueda de la satisfacción de las necesidades para crear relaciones a largo plazo y generar utilidades para las compañías.

Hoy en día, las empresas invierten enormes cantidades de dinero en la realización de actividades de marketing, hecho que muestra su importancia en el mundo. Microsoft, por ejemplo, destina aproximadamente, $11,5 mil millones dólares; Coca-Cola, más de $2.5 billones y Samsung $14.000 millones (2017)

Sin embargo, debe diferenciarse entre hacer marketing y vender, porque éste es mucho más que eso. Las ventas son apenas una de las muchas estrategias para que las empresas ocupen un lugar en el mercado y en la mente del consumidor. Son un camino para generar un factor diferenciador que les permita ofrecer mejores productos y satisfacer necesidades, de una forma mejor que la competencia.

Es tan importante que se aplica a todas las áreas, tanto comerciales como personales, creando los diferentes tipos de marketing que existen en la actualidad, entre los que se pueden citar: marketing de servicios, marketing industrial, marketing político, marketing personal, marketing hotelero, marketing turístico, marketing internacional, marketing deportivo y marketing nacional, marketing digital, marketing emocional, marketing de contenidos,  entre muchos otros.

No cabe duda que la mayor importancia del marketing se da en el ámbito empresarial, debido al análisis constante de los factores que afectan a la compañía en sus transacciones comerciales, donde es imperante el análisis del ambiente de marketing, que influye positiva o negativamente en su capacidad de mantener un ajuste entre las capacidades y el entorno.

Importancia actual del marketing personal

En la actualidad, la imagen es más importante que nunca y así como las empresas se esfuerzan en diseñar productos que llamen la atención de los consumidores, tengan colores y envases atractivos, las personas transmiten su imagen al mercado y el entorno.

Zygmunt Bauman (2007), manifiesta que en la sociedad de consumidores nadie puede convertirse en un sujeto, sin antes convertirse en producto; y nadie puede preservar su carácter de sujeto, si no se ocupa de resucitar, revivir y realimentar a perpetuidad en sí mismo, las casualidades y habilidades exigidas en todo producto de consumo.

La era de la digitalización, la seducción, el manejo de símbolos y mensajes llevan a replantearse la concepción de imagen y comunicación.

Por su parte, Dulanto (2015), manifiesta que nuestro negocio actual es el “consumo sentimental”; en otras palabras, consumir marcas que son personas. Es digerir valores.

Las nuevas tecnologías y en especial las redes sociales llevan a la utilización del marketing personal, a través de los perfiles y contenidos publicados en Facebook, Twitter, LinkedIn y otros espacios virtuales similares.

EL MARKETING A TRAVÉS DEL TIEMPO

EL MARKETING A TRAVÉS DEL TIEMPO

La evolución del marketing se suscribe al desarrollo económico de la economía norteamericana, donde la segunda guerra mundial y la posguerra juegan un papel importante. A lo largo de la historia el marketing estuvo marcado por diferentes etapas, conocidas también como las filosofías del marketing.

Cinco conceptos, marcan el desempeño de las organizaciones en sus actividades de marketing: filosofía de producción, filosofía de producto, filosofía de venta, filosofía de marketing y filosofía de marketing social.

Filosofía de producción

Indica que los consumidores prefieren los productos que están disponibles y que se pueden comprar; por ello, la gerencia se enfoca en mejorar la producción y en la eficiencia de la distribución. Es la filosofía más antigua, en la que el consumidor no tenía opción de elegir y adquiría los productos que ofrecían las pocas empresas existentes en el mercado.

La principal característica de esta postura filosófica es que la oferta superaba la demanda; por lo tanto, lo que se fabricaba se vendía, no eran necesarios los esfuerzos de marketing.

Para Kotler (2003), este concepto es una de las filosofías más antiguas que guían a quienes venden algo; sin embargo, las empresas que operan bajo esta filosofía de producción corren el riesgo de concentrarse de forma demasiado estrecha en sus propias operaciones.

Filosofía de producto

Sostiene que los consumidores comprarán los productos que ofrecen una calidad y un desempeño superiores y características innovadoras. La empresa dirige su energía a lograr mejoramientos continuos en el producto.

Para Kotler (2003) esta filosofía también puede generar una miopía de marketing, toda vez que no se consideran las tendencias del mercado y los diferentes deseos y evolución de los mercados.

Filosofía de venta

Contempla la postura de que los consumidores no comprarán los productos suficientes de las organizaciones, a menos que éstas rea-licen un esfuerzo de ventas y de promociones en gran escala.

La mayoría de las empresas con exceso de capacidad practican este concepto; su meta es vender lo que fabrican, en lugar de lo que quiere el mercado. Es un “marketing de riesgos” basado en la venta, y no en crear relaciones productivas a largo plazo. Dan por supuesto que al cliente le gustará el producto, y si no le gusta, se olvidará de ello y no lo volverá a comprar.

Kotler (2003) menciona que el riesgo es que la empresa se concentre en vender lo que produce, sin importar qué es lo que desea el mercado.

Filosofía de marketing

Considera que el logro de las metas organizacionales depende de determinar las necesidades y deseos de los mercados meta, además de facilitar la satisfacción deseada con mayor efectividad y eficiencia que los competidores.

El concepto de venta y marketing muchas veces se confunden, pero son muy distintos. El de venta tiene una orientación de adentro hacia fuera, inicia en la fábrica, se enfoca en los productos existentes y requiere una labor considerable de venta y promoción para hacer ventas que dejan utilidades. Por el contrario, el concepto de marketing adopta una perspectiva de afuera hacia adentro; empieza con un mercado bien definido; se enfoca en las necesidades del cliente; coordina todas las actividades de marketing que afectan al cliente y obtiene utilidades al crear relaciones a largo plazo con el cliente, basadas en el valor y la satisfacción del cliente.

Kotler (2003), manifiesta que esta filosofía, a menudo, implica más que simplemente responder a los deseos expresados por los clientes y sus necesidades; las empresas impulsadas por los clientes los investigan para conocer sus deseos, recabar ideas para nuevos productos.

Filosofía de marketing social

Sostiene que la organización debe determinar las necesidades, deseos e interés de los mercados, después proporcionar a los clientes un valor superior, en una forma que mantenga o mejore el bienestar de los consumidores y de la sociedad.

Según Kotler (2003), la filosofía de marketing social cuestiona si el concepto de marketing puro es suficiente en una era de problemas ecológicos, escasez de recursos, rápido crecimiento de la población, problemas económicos mundiales y descuido de los servicios sociales.

Es imposible concebir la actividad económica y comercial, el marketing y su utilización dentro de las empresas, sin vincular la producción con el consumo, la producción con todos los elementos del entorno externo y las repercusiones a corto, mediano y largo plazo de los efectos del consumo, la re utilización de los envases, la conciencia social y el reciclaje, como parte de la misma función de las compañías y los consumidores.

5 PELÍCULAS PARA APRENDER ESTRATEGIAS DE MARKETING

5 PELÍCULAS PARA APRENDER ESTRATEGIAS DE MARKETING

Las estrategias son la esencia del marketing

 

La versatilidad que existe en el séptimo arte ha permitido grandes películas inspiradas en el mundo del marketing y la publicidad. El sinfín de categorías audiovisuales ayuda a que, hoy, puedan nombrarse varias de estas joyas cinematográficas.

En este caso, les sugerimos 5 de las mejores películas sobre la industria que han logrado destacar por su contenido y sus claras estrategias de marketing:

 

Gracias por fumar (2005)

Basada en la novela homónima de Christopher Buckley, esta cinta protagonizada por Aaron Eckhart, que recibió dos nominaciones en 2005 por el Globo de Oro, cuenta de una forma satírica la historia de Nick Naylor, portavoz de una de las compañías tabaqueras más reconocidas de la industria.

Naylor, quien es vicepresidente de la Academia de Estudios del Tabaco, se encarga de hacer pruebas científicas que buscan relacionar el consumo de cigarrillos con enfermedades que afecten a sus consumidores, pero dicho estudio está financiado por grandes empresas tabacaleras del país que ayudan a demostrar que el carácter nocivo del producto solo incrementa las ventas de sus productos

Secreto de Estado (2011)

Esta película norteamericana, escrita y producida por George Clooney, narra la vida de Stephen Meyers, un joven asesor de campañas políticas que tiene como cliente al gobernador demócrata de Pensilvania, Mike Morris. Meyers quien es asistente principal del político, busca conseguir que el candidato del estado de Ohio pueda ganar exitosamente las elecciones.

Esta oportunidad, permite a Meyers afrontar ciertos obstáculos para poder alcanzar la fama y el éxito dentro de la campaña de Morris.

 

La familia Jones (2009)

Este filme protagonizado por Demi Moore, David Duchovny, Amber Heard y Ben Hollingsworth relata la historia de una familia aparentemente normal, que se muda a los suburbios con el objetivo de alentar a los vecinos a gastar mucho dinero.

 

¿En qué piensan las mujeres? (2000)

La comedia protagonizada por Mel Gibson narra la historia de un exitoso publicista llamado Nick Marshall, quien tiene una personalidad egocéntrica y machista, cuya vida toma un giro inesperado cuando decide crear una campaña publicitaria para un producto femenino, pero gracias a un accidente que lo afecta, él empieza a escuchar los secretos o pensamientos de las mujeres que lo rodean.

Cómo triunfar en la publicidad (1989)

El filme se aventura en la vida de un publicitario, quien es internado en una clínica psiquiátrica, lugar donde decide tener su propia agencia de publicidad que se obsesiona con promocionar un slogan para una crema facial contra granos, provocando así que este empiece a notar irregularidades en su vida y en sus relaciones.

Fuente: MercadoNegro

Pin It on Pinterest