fbpx
Seleccionar página
CÓMO PREPARARSE AL CAMBIO PERMANENTE EN MARKETING

CÓMO PREPARARSE AL CAMBIO PERMANENTE EN MARKETING

Cuando las necesidades y los comportamientos de los usuarios cambian constantemente, el mundo digital nos permite transformarnos rápidamente, improvisar y experimentar, así como encontrar nuevas formas de satisfacer a nuestros clientes. 

Desde modelos de atribución en tiempo real hasta estudios sobre anuncios dinámicos, las herramientas de marketing digital han ayudado a las empresas a encontrar formas creativas de ser más flexibles y de adaptarse a la transformación digital. Y si bien el ritmo de esta evolución ha sido alentador, no disponemos de un interruptor que nos permita desactivar la situación económica a nivel mundial. Además, como los nuevos comportamientos de los consumidores persisten, y es probable que se vuelvan permanentes, tenemos que pensar cómo se aplicarán las nuevas tácticas y prácticas recomendadas una vez que acabe la pandemia.

La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la importancia de comprender cómo los canales digitales pueden repercutir en una empresa o tergiversar su retorno de la inversión. Ahora que nos preparamos para el mundo que nos espera, no hay mejor momento para comenzar la transformación digital. Para esta nueva realidad, debemos invertir en estrategias de marketing ágiles y que podamos medir.

Una de las principales características de este momento disruptivo es que no distingue de sectores ni partes del mercado. Es universal y no discrimina a nadie. Aunque los retos a los que se enfrenta cada empresa son distintos, todos nos estamos viendo afectados de un modo u otro.

Los datos disponibles, junto con las herramientas creativas y de medición, son esenciales para tomar decisiones más inteligentes.

Cuando las necesidades y los comportamientos de los usuarios cambian constantemente, el universo digital nos permite transformarnos rápidamente, improvisar y experimentar, así como encontrar nuevas formas de satisfacer a nuestros clientes. Podemos probar nuevos formatos de anuncio y escalar los resultados, seguir el interés de búsqueda y la demanda de productos en tiempo real, y desarrollar cientos de variaciones creativas para diferentes audiencias en minutos. La gran cantidad de datos disponible, junto con las herramientas creativas y de medición, son esenciales para tomar decisiones mejores y más inteligentes en entornos dinámicos. A continuación, te contamos dos casos de marcas que están priorizando lo digital y siguiendo el camino correcto.

Reaccionar de forma ágil para estar presentes en el momento adecuado

Las empresas deben hacer para adaptarse a este nuevo mundo digital y poder cambiar según las nuevas estrategias de marketing.

Acomodarse en la incomodidad

Es necesario hacer cambios integrales para atender las necesidades de los consumidores. Para alcanzar el éxito a largo plazo, debes pensar cómo pueden complementar o, incluso, reemplazar, tus operaciones y estrategias actuales a las prácticas recomendadas y estructuras anteriores.

Para adaptarse a la nueva normalidad, las marcas deben encontrar confort en un escenario incómodo.

Nadie tenía planes de contingencia para la realidad que nos ha tocado vivir. Llegados a este punto, las empresas más inteligentes reconocen que no solo están adoptando medidas reactivas hasta que todo vuelva a ser como antes, sino que también están desarrollando nuevas estrategias de forma proactiva para adaptarse a la nueva normalidad en la que ya nos encontramos. Del mismo modo que las personas se ven obligadas a aceptar los cambios drásticos provocados por la pandemia, tanto los retos como los aspectos positivos, las marcas también deben adaptarse a esta nueva situación. Si ahora revalúan su funcionamiento, se reorganizan y se reinventan, conseguirán resurgir mucho más fuertes.

thinkwithgoogle

 

DESCARGA GRATIS TU E-BOOK DE INVESTIGACIÓN DE MERCADOS

DESCARGA GRATIS TU E-BOOK DE INVESTIGACIÓN DE MERCADOS

E-BOOK
INVESTIGACIÓN DE MERCADOS  

¿Te gustaría aprender a realizar una investigación de mercados para conocer a al consumidor y diseñar estrategias de marketing efectivas para generar oportunidades de negocio, pero no sabes cómo?

Descarga mi E-Book sobre Investigación de Mercados y descubre la metodología de la investigación para realizarla.

E-book investigación de mercados Gricel Gamarra

 

 

                       E-Book gratis                 Mi Metodología                 Investigación de mercados

CAPÍTULO I         Investigación de mercados
CAPÍTULO II       Tipos de Estudio
CAPÍTULO III     Tipos de investigación 
CAPÍTULO IV     Determinación del universo y tamaño muestral
CAPÍTULO V        Métodos de muestreo
CAPÍTULO VI      Elaboración de la encuesta
CAPÍTULO VII    Trabajo de campo y análisis de los resultados
CAPÍTULO VIII  Elaboración del informe 

 

 

 

CÓMO OFRECER UNA BUENA EXPERIENCIA A LOS CLIENTES

CÓMO OFRECER UNA BUENA EXPERIENCIA A LOS CLIENTES

En este final de año complicado, los consumidores están empezando de nuevo a comprar poco a poco. Lo están haciendo con precaución y conciencia, en el comercio local y utilizando el comercio electrónico más que nunca.

De ahora en adelante, las marcas deberán estar preparadas para implementar diferentes medidas en tiendas y online que se ajusten a los compradores de hoy en día. Los clientes, inteligentes pero precavidos, esperan disfrutar de una experiencia segura en tienda con un servicio excelente. Además, quieren que las experiencias online sean personalizadas y tan humanizadas como el servicio en persona. Satisfacer esas necesidades supone un gran reto para la supervivencia de muchas marcas.

Estos recomendaciones pueden ayudar a las marcas a ofrecer una buena experiencia a los clientes

Identifica las expectativas de los consumidores

Ahora que los consumidores compran más en plataformas digitales, empiezan a demandar una experiencia integral que cumpla sus expectativas. Las marcas con madurez digital centradas en los clientes y capaces de satisfacer las necesidades de los clientes durante la pandemia han obligado a la competencia a mejorar para no perder cuota de mercado. Las mejores últimas interacciones obligan a las marcas a adaptarse a las cambiantes necesidades de los consumidores para seguir siendo relevantes. Esto quiere decir que la mejor experiencia final que un consumidor tiene se convierte en su estándar mínimo.

Si tu sitio web se ha convertido en tu principal escaparate, céntrate en la experiencia que ofrece. Según nuestra encuesta, el 78 % de los consumidores proactivos y el 59 % de los consumidores comunes quieren poder conectar fácilmente con una persona, ya sea por chat o vídeo, aunque no haya una tienda física. Piensa en posibles tarifas adicionales, sobre todo si tu tienda online es la única opción que tienes disponible. Hoy en día, los consumidores creen que mantener un escaparate digital es más barato mantener uno tradicional, y pagar más por los servicios que ofrecen les parece una penalización. Es mucho más probable que compren a una marca que ofrece devoluciones gratis (91 % de los consumidores proactivos y 84 % del resto de consumidores) envío gratuito (89 % y 85 %) y envío rápido (86 % y 74 %).

La simplicidad y la utilidad también son factores clave para ofrecer buen merchandising y contenido del sitio. Los consumidores están cansados de pasar tiempo online: no hagas que tengan que buscar lo que necesitan. Si no hay una persona disponible, el 62 % de los consumidores proactivos y el 39 % del resto prefieren chatear en tiempo real con un servicio automatizado de atención al cliente. También es más probable que compren si pueden encontrar respuestas a sus preguntas fácilmente (89 % de los consumidores proactivos y 77 % del resto) y ver reseñas de otros clientes (87 % y 71 %).

Los clientes ya no están dispuestos a recurrir a marcas cuyas experiencias son costosas y se basan en tecnología antigua. Se han acostumbrado a marcas centradas en los usuarios y ya no esperan nada menos.

Humaniza las experiencias con la personalización adecuada

La personalización no es solo un concepto de marketing, y muchas marcas se están equivocando. Para los clientes, la personalización es conocer algo más que llamarlos por su nombre en un correo. Se trata de ofrecer una experiencia fluida y basada en sus interacciones previas con la marca.

La personalización debe ser una unión de la vida online con el mundo real y aprovechar lo digital para hacer la vida más fácil. La mayoría de los consumidores proactivos (81 %) y de los consumidores comunes (59 %) esperan que las tiendas les ofrezcan visitas a tienda más rápidas y segura con citas personales y colas digitales. Cuando están en Internet, no solo buscan una conexión humana en tiempo real, sino opciones y consejos de compra personalizados para tomar decisiones (73 % de los consumidores proactivos y 56 % del resto).

Usa datos de los clientes para personalizar sus experiencias en el futuro. Tras la pandemia, el 65 % de los consumidores proactivos y el 47 % de los consumidores comunes quieren recibir recomendaciones basadas en sus compras anteriores. La fidelidad debe ser recíproca: el 88 % de los consumidores proactivos y el 75 % del resto de consumidores quieren que las marcas premien su fidelidad con promociones y precios especiales.

La personalización debe ser una unión de la vida online con el mundo real y aprovechar lo digital para hacer la vida más fácil

Utiliza la personalización del mismo modo que se trata a los clientes habituales en una tienda local, no como si fuera un avance tecnológico. La tecnología es un medio para satisfacer las necesidades de los consumidores. Aunque son útiles para conocerlos, los datos se deben usar principalmente para mejorar las experiencias de los clientes. En un mundo en el que los consumidores tienen más en cuenta que nunca la privacidad y cómo se usan sus datos, demostrarles que estos pueden ofrecerles una experiencia útil y positiva es esencial.

Replantéate las métricas de «tiempo invertido»

Los consumidores ya no buscan explorar sitios web. Ahora que todo se hace con un solo clic y el tiempo es un bien de valor incalculable, los consumidores se interesan por productos y servicios, no por un sitio web. Quieren poder elegir dónde y cuándo invierten tiempo en las marcas, y se fían de aquellas que respetan su tiempo.

Para el 92 % de los consumidores proactivos y el 78 % de los consumidores comunes, tu sitio web o aplicación deben, sobre todo, ser rápidos y fáciles de usar. No retrases a los usuarios con interacciones que requieran mucho tiempo ni los interrumpas con experiencias deslumbrantes que retrasan la carga o con la navegación «inteligente». Esto también se aplica a los pagos. Las interacciones deben ser mínimas y tan sencillas como sea posible, ya que el 92 % de los consumidores proactivos y el 83 % de los consumidores comunes quieren que el proceso de pago sea rápido y fácil.

Te recomendamos establecer comparativas de métricas pensando como un cliente. En lugar de maximizar el tiempo en el sitio web, averigua cuánto puedes agilizar la experiencia de tus clientes. Permite que elijan dónde quieren pararse e invertir su tiempo. Lo más probable es que lo hagan con cosas que solo tu marca puede ofrecerles.

La pandemia ha abierto nuevos horizontes a las marcas y a los consumidores. Y no es algo temporal: nuestros comportamientos están cambiando y el rol de las marcas está evolucionando. Ahora hay una oportunidad y una obligación de replantearse cómo debería ser la experiencia que ofrecemos a los clientes. Más que nunca, las marcas deben implementar planes estratégicos centrados en la experiencia de los clientes.

thinkwithgoogle

 

CÓMO PREPARARSE PARA UNA NAVIDAD DE COMPRAS DIGITALES

CÓMO PREPARARSE PARA UNA NAVIDAD DE COMPRAS DIGITALES

Esperamos que con estas estrategias puedas prepararte para navidades con palabras como «sin límites», «sin obstáculos» y «sin impedimentos».

Tras ocho meses de pandemia, todos hemos escuchado las palabras «incierto», «desconocido» e «inesperado» en referencia al momento que vivimos. Ahora que se acerca navidad, es probable que escuchemos otras similares, como «poco convencional» o «sin precedentes».

Aunque trabajando con los retailers he escuchado que hacer frente a esta situación ha sido difícil, también me han dicho que ha sido liberador. Han podido dar prioridad a cambios que llevaban mucho tiempo queriendo implementar, lo que ha hecho que se acelere la innovación en sus empresas y les ha permitido ser útiles a los consumidores y buscar formas de crecer. Cada vez estamos más cerca de la que probablemente sea la época de compras navideñas más digital hasta el momento, por lo que las tiendas están dándose cuenta de que el marketing digital es fundamental para seguir haciendo crecer su negocio.

Lo que se debe tomar en cuenta:

Usa insights en tiempo real y automatización para atraer a nuevos clientes

Cuando muchos nos vimos obligados a quedarnos en casa y a buscar nuevas formas de hacer ejercicio, la marca de ropa técnica Lululemon usó insights en tiempo real basados en tendencias de fitness en casa para generar contenido y anuncios para su canal de YouTube. Por ejemplo, en la marca observaron un aumento de las búsquedas de «yoga en casa» y se centraron en crear y publicar contenido relevante para esas consultas. De esta forma, lograron satisfacer una necesidad clara de los consumidores y a la vez ampliar su cobertura a nuevas audiencias. Aumentaron en un 89 % el número de suscriptores y llegaron a las 950.000 horas de visualización de contenido en YouTube en su primer trimestre. Un 25 % de ese tiempo se lo deben a la publicidad.

Lululemon también siguió aprovechando sus estrategias de automatización en programas de pago para impulsar cambios rápidos en el comportamiento y en el negocio. Lindsay Noyes, directora de Marketing Digital de Lululemon, da un consejo a otras tiendas de cara a las Navidades: «Hay que automatizar todo lo que se pueda y aprovechar el aprendizaje automático siempre que sea posible. Nuestros recursos de personal son limitados y la automatización y el aprendizaje automático nos permiten aprovecharlos al máximo».

Lleva lo mejor de tu tienda y tus recursos físicos al mundo digital

Cuando comenzó la pandemia, la tienda Petco observó que, además de comprar provisiones para ellos mismos, los consumidores también lo estaban haciendo para sus mascotas. La competencia digital de la marca no podía hacer frente a los pedidos a la velocidad que requerían los consumidores. Por eso, Petco aceleró sus planes para poner en marcha la recogida sin contacto y los envíos desde la tienda en cuestión de semanas.

De esta forma, la marca aumentó sus ventas de comercio electrónico en un 100 % en comparación con el año pasado e invirtió basándose en la demanda para reducir los costes de adquisición en dos tercios. Jay Altschuler, su vicepresidente de Transformación de Medios, recomienda de cara a las Navidades que otras marcas se preparen con una buena estrategia de datos unificando sus datos propios de diferentes canales para eliminar silos e invertir en publicidad con confianza.

Aumenta las ventas online con estrategias omnicanal

La marca omnicanal de ropa y calzado Ariat se replanteó su estrategia digital cuando las tiendas tuvieron que cerrar debido a la pandemia. Para incrementar las ventas online, la marca logró que sus productos ganaran notoriedad en el embudo superior gracias a campañas de YouTube. Después, usó productos de Google Ads, como anuncios de shopping, para adoptar una estrategia multicanal. Gracias a esa estrategia, la marca ha multiplicado por siete sus ventas de comercio electrónico en comparación con el año pasado, haciendo que abril se convirtiera en el segundo mes online de la historia de la empresa. Beth Cross, CEO y fundadora, dice que el equipo seguirá aplicando la misma estrategia multicanal de cara a la época navideña.

 

Thinkwithgoogle

LA NUEVA NORMALIDAD POSPANDEMIA

LA NUEVA NORMALIDAD POSPANDEMIA

Descubre los insights sobre cómo las organizaciones pueden prepararse para enfrentar los cambios socioeconómicos provocados por la pandemia de COVID-19 y 7 elementos que formarán parte de la nueva normalidad

 

El COVID-19 nos ha enfrentado a un reto humanitario de escala global. Esta pandemia nos ha situado frente a una crisis comparable con la Segunda Guerra Mundial y la Gran Depresión de los años 30, con una particularidad distintiva: en este escenario, se estima una caída del orden del 40-50% en el consumo de bienes no esenciales a nivel global. La pregunta es: ¿cómo será la nueva normalidad?. Es imposible saberlo con exactitud. Sin embargo, ya se vislumbran algunos cambios que llegaron para quedarse, tanto en los hábitos de los consumidores como en las dinámicas de trabajo.

En tiempos de pandemia, los consumidores han experimentado una digitalización acelerada en todos los segmentos. En la Argentina, por mencionar un caso, se espera que, para fin de 2020, el comercio electrónico represente el 10% del total, cifra que se estimaba para 2025 antes de la pandemia. Al mismo tiempo, las personas se enfrentan a un nuevo paradigma laboral a partir de la implementación del trabajo remoto y flexible, una nueva realidad que trae consigo no solo cambios en el diseño de los hogares –ahora repensados para funcionar, además, como espacios de trabajo–, sino también en las leyes laborales. Lógicamente, estos cambios tienen importantes implicaciones para la “nueva normalidad” de los negocios, que requerirán de mucha creatividad y de una rápida respuesta.

Si bien es imposible saber con exactitud cómo será la nueva normalidad, ya se vislumbran algunos cambios que llegaron para quedarse

7 claves para construir la nueva normalidad

Frente a un escenario minado de incertidumbres, es posible considerar algunas lecciones del pasado para pensar constructivamente el futuro. En esta línea, identificamos 7 elementos que caracterizarán la nueva normalidad pospandemia.

1. El retorno de la distancia

Desde los 90, hemos vivido el auge de la globalización en un mundo cada vez más conectado. Si bien antes de la pandemia ya emergían tendencias proteccionistas de ciertos líderes a nivel global, la crisis ha llevado a los gobiernos de todo el mundo a imponer restricciones sin precedentes a la movilidad de las personas y los bienes. A modo de ejemplo, más del 90% de la población vive en países que han limitado el ingreso de inmigrantes a sus territorios. Probablemente estemos yendo hacia un contexto de mayores restricciones fronterizas, donde las barreras aumenten, en parte, por las propias preferencias de los consumidores, quienes han acentuado su predilección por productos y servicios locales y de origen conocido. Para hacer frente a esta posible disrupción, será necesario revisar y simplificar la cadena de suministros de principio a fin. Ir hacia una mayor diversificación –y potencial “localización”– de proveedores, aumentar los inventarios de seguridad y acelerar la automatización de la cadena logística.

2. Resiliencia y eficiencia

La capacidad para absorber el impacto de la crisis y salir de ella mejor posicionado que la competencia será clave para la supervivencia y la prosperidad a largo plazo. Los trabajos de investigación de McKinsey sobre la crisis financiera de 2008 encontraron que un pequeño grupo de empresas en cada sector transitó ese período con mayor éxito que sus pares. Indudablemente, sintieron el impacto, pero lograron recuperarse en mucho menor tiempo: para 2009, las ganancias de las empresas resilientes habían aumentado un 10%, mientras que las de aquellas no resilientes habían disminuido aproximadamente un 15%. ¿Cómo lo lograron? Estando mejor preparados antes de la crisis –por lo general, con un balance más sólido– y reaccionando rápidamente en busca de la eficiencia. Después del COVID-19, muchas compañías restablecerán sus prioridades, de modo que la capacidad de recuperación será tan importante para su pensamiento estratégico como el costo y la eficiencia.

3. El auge de la economía sin contacto

Existen tres grandes temas por distinguir en este punto. En primer lugar, si bien el comercio electrónico –y su complementario pago electrónico– ya estaba avanzando, el coronavirus aceleró su asentamiento en los hábitos de consumo.

En la Argentina, por ejemplo, las últimas encuestas que realizamos desde McKinsey informan que más del 50% de los consumidores aumentarán el uso de pagos online luego de la crisis. Por lo tanto, es necesario fortalecer la inversión en el negocio online y en la multicanalidad, ajustar el mix de productos y las políticas comerciales, y adoptar métodos de pago “sin contacto”. 

En segundo lugar, los teleservicios, que anteriormente se utilizaban de manera ocasional, son parte hoy de la cotidianidad. Esto se observa tanto en plataformas de encuentros virtuales, como Google Meet –que mostró un crecimiento exponencial en su número de usuarios durante la pandemia–, y en rubros como la telemedicina. Por último, se espera que se acelere la automatización en varios de los subprocesos de producción y servicios, que afectará a más de 400 millones de empleos a nivel mundial para el 2030.

4. Mayor intervención del Estado en la economía

Los gobiernos de todo el mundo han lanzado paquetes de estímulo por un valor superior a los $11 billones –equivalente a más de ocho planes Marshall simultáneos– con el fin de proteger el consumo esencial, preservar los empleos y evitar el quiebre de empresas. Los líderes empresariales de múltiples sectores tendrán que adaptarse a operar con una mayor intervención gubernamental.

Las preguntas, aún sin respuesta, giran en torno a la magnitud, la velocidad y la manera en que se reducirá el protagonismo de los gobiernos en la economía.

5. Más escrutinios para los negocios

Pospandemia, el público cuestionará a las organizaciones sobre qué hicieron durante la crisis, cómo respondieron y cuáles fueron sus actitudes, principalmente en los casos en que hayan recibido apoyo estatal.

6. Cambios en las estructuras de la industria y el comportamiento del consumidor

Con la digitalización acelerada, habrá una nueva normalidad para servir a los clientes con una propuesta de valor adaptada. Esto cambiará los protocolos de varias industrias y la lógica de competencia. Es probable, incluso, que surjan “supercampeones”: aquellos sectores que, en medio del shock, apuntalen su crecimiento y consoliden el mercado. Algunas de las claves en este sentido serán reasignar recursos hacia áreas de mayor valor añadido o crecimiento, modificar el portafolio de inversiones y, en algunos casos, realizar fusiones y adquisiciones para darle una nueva forma a la industria.

7. Necesidad como motor de creatividad

Toda crisis es, además de un desafío, un terreno de oportunidades. Múltiples historias de éxito se construyeron en momentos apremiantes. Aprovechar el sentido de urgencia para movilizar a las instituciones y potenciar la creatividad es una virtud que distinguirá a algunas organizaciones por sobre el resto.

 

Think with Google 

GRANDES HISTORIAS DETRÁS DE 5 ICÓNICOS LOGOTIPOS

GRANDES HISTORIAS DETRÁS DE 5 ICÓNICOS LOGOTIPOS

Los logos Apple, Adidas, Amazon, Nike y Starbucks tienen historias legendarias. No dejes de conocerlas

 

Estas grandes marcas forman parte sin lugar a dudas dudas de la pasarela donde lucen los logos más famosos del mundo. Hablamos de los icónicos emblemas de Apple, Adidas, Amazon, Nike y Starbucks.

Aun así, y pese a que estos cinco logos están arraigados con muchísima fuerza en el día a día del consumidor, muy pocos están al tanto de las singulares historias que hay parapetadas tras sus orígenes.

1. Adidas (1990)

Pocos hay que no conozcan las características tres rayas de Adidas. En las primeras zapatillas emergidas de las fábricas de la célebre marca deportiva alemana esas tres rayas (confeccionadas con cuero de color negro) estaban pensadas parar conferir estabilidad extra al calzado.

Sin embargo, cuando Adolf Dassler, fundador de Adidas, vio las zapatillas en el terreno de juego y desde la distancia, fue consciente de que las tres rayas de marras eran un fenomenal elemento de reconocimiento para su marca.

Aun así, Dassler tuvo primero que comprar los derechos de las tres rayas a la firma deportiva finesa Karhu antes de echar el lazo (y esta vez con todas las de la ley) a las que han terminado convirtiéndose en el factor más diferencial de su marca.

Desde su fundación allá por 1949, Adidas se ha colgado del brazo de 16 logos diferentes para sus distintas divisiones (en función del target con el que pretenden conectar sus productos). Aun así, todos los logotipos tienen en común su simplicidad y su habilidad para agarrarse como lapas se la memoria del consumidor.

 

2. Apple (1977)

Que una manzana mordida acabaría convirtiéndose en el símbolo de una de las marcas más valiosas del mundo, es algo que nadie (a excepción del bueno de Steve Jobs) hubiera creído posible hace cuatro décadas.

En sus inicios el logo de Apple pretendía ser un homenaje a Isaac Newton, al que una manzana le sirvió de fuente de inspiración para la ley de la gravedad. El logotipo primigenio de la empresa de la manzana mostraba, de hecho, a Newton y, provisto de una tipografía de reminiscencias vintage, era a todas luces excesivamente complejo.

Al final el logo de Apple se simplificó y acabó metamorfoseándose en una simple manzana. En torno al origen del característico mordisco de la manzana de Apple hay varias teorías.

Según la biografía de Steve Jobs, el diseñador Rob Janoff puso en manos de Apple dos posibles versiones de su logo (uno con mordisco y otro sin él). Y al parecer Jobs se habría encantado por la manzana incompleta porque la huérfana de mordisco era, a su juicio, extraordinariamente similar a una cereza.

Además, el palabra inglesa “bite” (mordisco) es muy parecida a “byte” (una unidad de medida en el universo de la informática) y para Apple habría tenido, por lo tanto, todo el sentido del mundo colgarse del brazo de la manzana mordida.

De acuerdo con otra teoría, Apple habría hecho suyo el logo de la manzana mordida porque era así más adaptable al diseño de los ordenadores de la firma estadounidense y también a la tipografía de sus anuncios.

 

3. Nike (1971)

El mítico logo de Nike fue alumbrado originalmente por Carolyn Davidson, una estudiante de diseño de 28 años que cobró apenas 35 euros por el diseño. Al parecer, Philip Knight, fundador de Nike, no quedó demasiado satisfecho con el trabajo de Davidson. Y sólo su determinación a dar por fin el pistoletazo de salida a su compañía (sin más dilaciones) hizo que Knight acabara aceptando el logo de Davidson, el denominado “Swoosh”.

Detrás de cómo se gestó el logo (inicialmente desdeñado) de Nike hay una historia extraordinariamente hermosa. Nike, el nombre con el que Knight decidió bautizar a su compañía, era la diosa griega de la victoria. Puesto que Nike era habitualmente retratada volando y provista de alas, Davidson quiso reproducir los gráciles movimientos de la diosa con el logo “Swoosh”.

“Swoosh” significa además silbido, susurro, el sonido supuestamente emanado del movimiento de las alas de Nike.

Cuando se hizo evidente que la creación de Davidson había sido todo un triunfo, la diseñadora fue recompensada con un paquete de acciones en Nike.

4. Amazon (2000)

Pocas veces una flecha ha sido portadora de un significado tan profundo como en el logo de Amazon. La flecha conecta en el logotipo la A con la Z para dar cuenta de lo amplísimo que es el portfolio de la famosa tienda online.

La flecha en el logo de Amazon da cuenta además de la filosofía en cuanto a logística de la que es deudora la compañía (capaz de llevar cualquier pedido a cualquier lugar). Es precisamente esa filosofía la que hace feliz a los clientes de Amazon y esa felicidad queda reflejada de algún modo en la flecha ligeramente curvada de logo de la compañía (y similar de alguna manera a una sonrisa).

El nombre de Amazon hace referencia asimismo al Amazon, el río más caudaloso del mundo, lo cual pone de manifiesto el afán de liderazgo (de dimensiones globales) de la empresa capitaneada por Jeff Bezos.

5. Starbucks (1971)

La célebre cadena de cafeterías fue fundada en Seattle, una ciudad famosa por su puerto y su industria portuaria. Precisamente por ello, por las conexiones con el mar de su ciudad natal, Starbucks eligió a una sirena de doble cola para su logo.

De acuerdo con la mitología griega, la sirena de doble cola era un ser híbrido que con su subyugante canto, sus pechos al descubierto y la obscena posición de sus extremidades, atraía a los marinos con la intención de matarlos.

Con el tiempo, y consciente de que su logo era quizás demasiado atrevido, Starbucks acabó cubriendo los senos desnudos de la sirena de su logotipo con el cabello (justo a tiempo para su salida a bolsa).

Aun así, Starbucks permaneció siempre fiel a la sirena de su logotipo (modificado por última vez en 2011) porque ésta le reportaba dos importantes ventajas: diferenciaba a la compañía de sus rivales (pertrechados casi siempre de logos de tonos marrones) y enfatizaba el valor de la marca que había detrás. Y es quienes se pasean por las calles con un vaso con el logo de Starbucks en la mano son dueños de alguna manera de un estatus ligerísimamente superior al del resto de los mortales.

MarketingDirecto

 

Pin It on Pinterest