fbpx
Seleccionar página

La evolución del marketing se suscribe al desarrollo económico de la economía norteamericana, donde la segunda guerra mundial y la posguerra juegan un papel importante. A lo largo de la historia el marketing estuvo marcado por diferentes etapas, conocidas también como las filosofías del marketing.

Cinco conceptos, marcan el desempeño de las organizaciones en sus actividades de marketing: filosofía de producción, filosofía de producto, filosofía de venta, filosofía de marketing y filosofía de marketing social.

Filosofía de producción

Indica que los consumidores prefieren los productos que están disponibles y que se pueden comprar; por ello, la gerencia se enfoca en mejorar la producción y en la eficiencia de la distribución. Es la filosofía más antigua, en la que el consumidor no tenía opción de elegir y adquiría los productos que ofrecían las pocas empresas existentes en el mercado.

La principal característica de esta postura filosófica es que la oferta superaba la demanda; por lo tanto, lo que se fabricaba se vendía, no eran necesarios los esfuerzos de marketing.

Para Kotler (2003), este concepto es una de las filosofías más antiguas que guían a quienes venden algo; sin embargo, las empresas que operan bajo esta filosofía de producción corren el riesgo de concentrarse de forma demasiado estrecha en sus propias operaciones.

Filosofía de producto

Sostiene que los consumidores comprarán los productos que ofrecen una calidad y un desempeño superiores y características innovadoras. La empresa dirige su energía a lograr mejoramientos continuos en el producto.

Para Kotler (2003) esta filosofía también puede generar una miopía de marketing, toda vez que no se consideran las tendencias del mercado y los diferentes deseos y evolución de los mercados.

Filosofía de venta

Contempla la postura de que los consumidores no comprarán los productos suficientes de las organizaciones, a menos que éstas rea-licen un esfuerzo de ventas y de promociones en gran escala.

La mayoría de las empresas con exceso de capacidad practican este concepto; su meta es vender lo que fabrican, en lugar de lo que quiere el mercado. Es un “marketing de riesgos” basado en la venta, y no en crear relaciones productivas a largo plazo. Dan por supuesto que al cliente le gustará el producto, y si no le gusta, se olvidará de ello y no lo volverá a comprar.

Kotler (2003) menciona que el riesgo es que la empresa se concentre en vender lo que produce, sin importar qué es lo que desea el mercado.

Filosofía de marketing

Considera que el logro de las metas organizacionales depende de determinar las necesidades y deseos de los mercados meta, además de facilitar la satisfacción deseada con mayor efectividad y eficiencia que los competidores.

El concepto de venta y marketing muchas veces se confunden, pero son muy distintos. El de venta tiene una orientación de adentro hacia fuera, inicia en la fábrica, se enfoca en los productos existentes y requiere una labor considerable de venta y promoción para hacer ventas que dejan utilidades. Por el contrario, el concepto de marketing adopta una perspectiva de afuera hacia adentro; empieza con un mercado bien definido; se enfoca en las necesidades del cliente; coordina todas las actividades de marketing que afectan al cliente y obtiene utilidades al crear relaciones a largo plazo con el cliente, basadas en el valor y la satisfacción del cliente.

Kotler (2003), manifiesta que esta filosofía, a menudo, implica más que simplemente responder a los deseos expresados por los clientes y sus necesidades; las empresas impulsadas por los clientes los investigan para conocer sus deseos, recabar ideas para nuevos productos.

Filosofía de marketing social

Sostiene que la organización debe determinar las necesidades, deseos e interés de los mercados, después proporcionar a los clientes un valor superior, en una forma que mantenga o mejore el bienestar de los consumidores y de la sociedad.

Según Kotler (2003), la filosofía de marketing social cuestiona si el concepto de marketing puro es suficiente en una era de problemas ecológicos, escasez de recursos, rápido crecimiento de la población, problemas económicos mundiales y descuido de los servicios sociales.

Es imposible concebir la actividad económica y comercial, el marketing y su utilización dentro de las empresas, sin vincular la producción con el consumo, la producción con todos los elementos del entorno externo y las repercusiones a corto, mediano y largo plazo de los efectos del consumo, la re utilización de los envases, la conciencia social y el reciclaje, como parte de la misma función de las compañías y los consumidores.

Pin It on Pinterest