fbpx
Seleccionar página

Uno de los factores clave, dentro de la estrategia comercial de la empresa, es el diseño de la estrategia comunicacional que engloba una serie de decisiones de marca e imagen, una de ellas es el logotipo que identificará y será la representación de la empresa ante el mercado.

El logotipo o también conocido como “logo” es un elemento de identificación  que puede ser puramente gráfico que  incluya símbolos o iconos, así como también puede estar compuesto por el nombre de la corporación con una tipografía especialmente diseñada para representar a la misma. De esta manera se puede tener un logotipo únicamente gráfico y otro tipográfico o la combinación de ambos según lo decida la empresa.

En términos generales, el logotipo o “logo” es un importante elemento que forma parte de la marca porque coadyuva a que ésta sea fácilmente identificada, reconocida y dependiendo el caso, mentalmente relacionada con algo con lo que existe cierta analogía. Un mensaje que trasmite el concepto propio de la marca, como el caso de Coca Cola en cuyo logotipo e idea se refleja claramente la representación de la felicidad.

Una de las principales ventajas de contar con un logotipo, indiscutiblemente, es la presencia de la marca en el mercado y la identificación que el consumidor tenga a través de ella con la empresa y los productos que esta ofrece, es a través de este que se trasmiten mensajes y se crea posicionamiento. Es la marca y el logotipo los que llegaran a ocupar un lugar en la mente del consumidor.

Respecto a las características que debe tener un buen logotipo, existen muchas teorías publicitarias y de diseño, resumiremos las principales y las que nos parecen más importantes:

  • Diseño
  • Color
  • Simplicidad,
  • Claridad y
  • Originalidad

Uno de los factores claves en estas decisiones debe ser el Diseño y el Color.

La elección del color es esencial en un logotipo, y para ello entre otras muchas cosas, además de tener en cuenta las aplicaciones del logotipo y sus posibles versiones cromáticas para el buen funcionamiento del mismo en cualquier soporte, se debe considerar que es lo que se quiere trasmitir, que idea queremos colocar en la mente del consumidor, a quienes nos dirigimos o cual será el público de nuestra marca – logotipo y por último que el diseño y los colores guarden relación con el mensaje o la idea a difundirse. Es de esta manera que la empresa debe apoyarse en la psicología del color y la psicología de la forma en el momento de decidir la creación de la imagen de marca que la acompañara en su trayectoria en el mercado.

Pin It on Pinterest