fbpx
Seleccionar página

Empezamos otro mes de pandemia mundial, pero no mucho parece normal ahora mismo. Cada día trae nueva información y presenta nuevos retos a empresas de todos los tamaños. El cambio ha sido rápido y nos está obligando a replantearnos lo que entendemos como la forma habitual de hacer negocios.

No hay un enfoque universal que vaya a ayudar a las empresas a avanzar en la dirección correcta durante esta situación. Esta experiencia es única para cada equipo y cada organización. No obstante, probablemente todos estemos escuchando la misma pregunta: «¿cuándo volveremos a la normalidad?».

Lo que debemos preguntarnos es si volver es nuestra única opción. Una pregunta más acertada sería «¿cómo queremos que sea la nueva normalidad?».

Esta situación puede suponer una gran oportunidad para replantearnos qué puede ser «normal». En las empresas, creo que nuestro trabajo colectivo es crear una normalidad mejor en la que pensemos más sobre lo que necesitan los consumidores y cómo podemos adaptarnos a sus necesidades.

A continuación te explicamos tres formas en las que puedes ayudar a tu equipo a crear una nueva normalidad.

Analiza tu realidad actual y define objetivos claros

¿Cuánto se acerca tu realidad actual a tu plan de negocio para el 2020? Para muchos, los planes han cambiado por completo. Reconocer este cambio y replantearte tus objetivos es clave para identificar en qué debería centrarse tu equipo

Este año se cumplen 20 años desde que empezamos a usar OKRs en Google. Los OKR son objetivos y resultados clave. Los objetivos son metas tangibles y alcanzables dentro de un marco temporal cuantificable, y los resultados clave deben describir logros claros en lugar de actividades. En Google, los OKR siguen siendo una herramienta verdaderamente útil durante esta situación impredecible, ya que nos ayudan a definir plazos revisados de forma clara, cambiar nuestras prioridades y, en este momento, adaptarnos al cambio siempre que sea necesario.

Rétate a ti y a tus equipos a identificar posibles cambios en el comportamiento que podrían dar lugar a nichos que tus productos y servicios pueden cubrir.

Para fijarte objetivos claros y cuantificables, debes retarte a ti y a tus equipos a identificar posibles cambios en el comportamiento que podrían dar lugar a nichos que tus productos y servicios pueden cubrir. Google Trends puede ayudarte a evaluar dónde mostramos una intención cada vez más duradera.

Aprovecha el cambio para crear tu nueva normalidad

La historia nos ha enseñado que los periodos más difíciles a menudo conllevan progresos increíbles. Walt Disney, al igual que Parker Brothers con el juego de mesa Monopoly, se estableció durante la Gran Depresión aportando alegría en un momento en el que muchos se echaban atrás. Ambas empresas siguen siendo admiradas hoy en día. Más recientemente, la crisis financiera mundial del 2008 nos dio a conocer empresas como Stripe, Square, Airbnb y Slack.

La situación actual está haciendo que emerjan de forma más clara las necesidades que se deben cubrir. Crea y comparte una visión de dónde estás hoy y, lo que es más importante, de dónde debes invertir más para llegar adonde quieres estar. A veces, rápido es mejor que perfecto.

La adaptación es supervivencia: adáptate al cambio y celébralo

En la naturaleza, las características hereditarias pasan de generación en generación y, como resultado, las especies van cambiando con el tiempo. Las características favorables son las que perduran y se siguen pasando a las nuevas generaciones. No siempre sobrevive la especie más fuerte ni la más inteligente, sino que puede hacerlo la que mejor se adapta al cambio.

Esta teoría también se aplica a las empresas. Las empresas que adoptan una cultura de experimentación y que adaptan sus productos rápidamente a las necesidades cambiantes de los consumidores son las que más probabilidades tienen de avanzar con ventaja.

La evolución no siempre se puede ver en el momento. Asegúrate de que tus equipos puedan pensar y crear teniendo esto en mente.

La evolución no siempre se puede ver en el momento. Asegúrate de que tus equipos puedan pensar y crear teniendo esto en mente. Celebra todos los momentos positivos, por pequeños que sean, y haz que tus equipos tengan la capacidad de pensar y crear teniendo en cuenta las necesidades actuales y futuras.

Así estarán en condiciones de evolucionar. No podemos alcanzar el éxito si no lo intentamos. Aunque algunos intentos puedan ser fallidos, los equipos cuyos líderes y cultura celebran el progreso y reconocen los aspectos positivos de los fracasos son los que pueden enfrentarse a cualquier situación.

El cambio no siempre es fácil, pero muchas empresas tienen una oportunidad única para adaptarse a esta situación sin precedentes como forma de aprender y crecer para que la «nueva normalidad» sea una mejor para todos.

Matthew Rivard
Head of Strategy & Product Acceleration
Google Canada

Pin It on Pinterest