fbpx
Seleccionar página
GRANDES HISTORIAS DETRÁS DE 5 ICÓNICOS LOGOTIPOS

GRANDES HISTORIAS DETRÁS DE 5 ICÓNICOS LOGOTIPOS

Los logos Apple, Adidas, Amazon, Nike y Starbucks tienen historias legendarias. No dejes de conocerlas

 

Estas grandes marcas forman parte sin lugar a dudas dudas de la pasarela donde lucen los logos más famosos del mundo. Hablamos de los icónicos emblemas de Apple, Adidas, Amazon, Nike y Starbucks.

Aun así, y pese a que estos cinco logos están arraigados con muchísima fuerza en el día a día del consumidor, muy pocos están al tanto de las singulares historias que hay parapetadas tras sus orígenes.

1. Adidas (1990)

Pocos hay que no conozcan las características tres rayas de Adidas. En las primeras zapatillas emergidas de las fábricas de la célebre marca deportiva alemana esas tres rayas (confeccionadas con cuero de color negro) estaban pensadas parar conferir estabilidad extra al calzado.

Sin embargo, cuando Adolf Dassler, fundador de Adidas, vio las zapatillas en el terreno de juego y desde la distancia, fue consciente de que las tres rayas de marras eran un fenomenal elemento de reconocimiento para su marca.

Aun así, Dassler tuvo primero que comprar los derechos de las tres rayas a la firma deportiva finesa Karhu antes de echar el lazo (y esta vez con todas las de la ley) a las que han terminado convirtiéndose en el factor más diferencial de su marca.

Desde su fundación allá por 1949, Adidas se ha colgado del brazo de 16 logos diferentes para sus distintas divisiones (en función del target con el que pretenden conectar sus productos). Aun así, todos los logotipos tienen en común su simplicidad y su habilidad para agarrarse como lapas se la memoria del consumidor.

 

2. Apple (1977)

Que una manzana mordida acabaría convirtiéndose en el símbolo de una de las marcas más valiosas del mundo, es algo que nadie (a excepción del bueno de Steve Jobs) hubiera creído posible hace cuatro décadas.

En sus inicios el logo de Apple pretendía ser un homenaje a Isaac Newton, al que una manzana le sirvió de fuente de inspiración para la ley de la gravedad. El logotipo primigenio de la empresa de la manzana mostraba, de hecho, a Newton y, provisto de una tipografía de reminiscencias vintage, era a todas luces excesivamente complejo.

Al final el logo de Apple se simplificó y acabó metamorfoseándose en una simple manzana. En torno al origen del característico mordisco de la manzana de Apple hay varias teorías.

Según la biografía de Steve Jobs, el diseñador Rob Janoff puso en manos de Apple dos posibles versiones de su logo (uno con mordisco y otro sin él). Y al parecer Jobs se habría encantado por la manzana incompleta porque la huérfana de mordisco era, a su juicio, extraordinariamente similar a una cereza.

Además, el palabra inglesa “bite” (mordisco) es muy parecida a “byte” (una unidad de medida en el universo de la informática) y para Apple habría tenido, por lo tanto, todo el sentido del mundo colgarse del brazo de la manzana mordida.

De acuerdo con otra teoría, Apple habría hecho suyo el logo de la manzana mordida porque era así más adaptable al diseño de los ordenadores de la firma estadounidense y también a la tipografía de sus anuncios.

 

3. Nike (1971)

El mítico logo de Nike fue alumbrado originalmente por Carolyn Davidson, una estudiante de diseño de 28 años que cobró apenas 35 euros por el diseño. Al parecer, Philip Knight, fundador de Nike, no quedó demasiado satisfecho con el trabajo de Davidson. Y sólo su determinación a dar por fin el pistoletazo de salida a su compañía (sin más dilaciones) hizo que Knight acabara aceptando el logo de Davidson, el denominado “Swoosh”.

Detrás de cómo se gestó el logo (inicialmente desdeñado) de Nike hay una historia extraordinariamente hermosa. Nike, el nombre con el que Knight decidió bautizar a su compañía, era la diosa griega de la victoria. Puesto que Nike era habitualmente retratada volando y provista de alas, Davidson quiso reproducir los gráciles movimientos de la diosa con el logo “Swoosh”.

“Swoosh” significa además silbido, susurro, el sonido supuestamente emanado del movimiento de las alas de Nike.

Cuando se hizo evidente que la creación de Davidson había sido todo un triunfo, la diseñadora fue recompensada con un paquete de acciones en Nike.

4. Amazon (2000)

Pocas veces una flecha ha sido portadora de un significado tan profundo como en el logo de Amazon. La flecha conecta en el logotipo la A con la Z para dar cuenta de lo amplísimo que es el portfolio de la famosa tienda online.

La flecha en el logo de Amazon da cuenta además de la filosofía en cuanto a logística de la que es deudora la compañía (capaz de llevar cualquier pedido a cualquier lugar). Es precisamente esa filosofía la que hace feliz a los clientes de Amazon y esa felicidad queda reflejada de algún modo en la flecha ligeramente curvada de logo de la compañía (y similar de alguna manera a una sonrisa).

El nombre de Amazon hace referencia asimismo al Amazon, el río más caudaloso del mundo, lo cual pone de manifiesto el afán de liderazgo (de dimensiones globales) de la empresa capitaneada por Jeff Bezos.

5. Starbucks (1971)

La célebre cadena de cafeterías fue fundada en Seattle, una ciudad famosa por su puerto y su industria portuaria. Precisamente por ello, por las conexiones con el mar de su ciudad natal, Starbucks eligió a una sirena de doble cola para su logo.

De acuerdo con la mitología griega, la sirena de doble cola era un ser híbrido que con su subyugante canto, sus pechos al descubierto y la obscena posición de sus extremidades, atraía a los marinos con la intención de matarlos.

Con el tiempo, y consciente de que su logo era quizás demasiado atrevido, Starbucks acabó cubriendo los senos desnudos de la sirena de su logotipo con el cabello (justo a tiempo para su salida a bolsa).

Aun así, Starbucks permaneció siempre fiel a la sirena de su logotipo (modificado por última vez en 2011) porque ésta le reportaba dos importantes ventajas: diferenciaba a la compañía de sus rivales (pertrechados casi siempre de logos de tonos marrones) y enfatizaba el valor de la marca que había detrás. Y es quienes se pasean por las calles con un vaso con el logo de Starbucks en la mano son dueños de alguna manera de un estatus ligerísimamente superior al del resto de los mortales.

MarketingDirecto

 

GENERACIÓN Y y Z EN QUE SE DIFERENCIAN Y CÓMO PUEDEN LAS MARCAS CAPTAR SU ATENCIÓN

GENERACIÓN Y y Z EN QUE SE DIFERENCIAN Y CÓMO PUEDEN LAS MARCAS CAPTAR SU ATENCIÓN

Cada año se publican cientos o miles de artículos sobre las nuevas generaciones de la era digital. Mientras los profesionales del marketing estudiaban con lupa a los millenials, los centenials crecieron y se convirtieron en adultos. Ambas generaciones viven centradas en los smartphones, se pasan el día conectadas a las redes sociales, tienen una mirada abierta al mundo y muestran mucha confianza en sí mismas. Aunque quizás no sean tan similares como parece…

En este artículo, analizamos las similitudes y las diferencias de las generaciones Y y Z, además de ofrecer muchos datos que ayudarán a las marcas a establecer relaciones fructíferas con ellas.

Cómo diferenciar la generación Z de la Y

La generación Y agrupa a los nacidos después de 1981. Estos jóvenes llegaron a la edad adulta en el nuevo milenio, por lo que se les suele llamar «millenials». Es la primera generación inmersa por completo en la tecnología digital, aunque vivió la era anterior a la expansión de Internet: su infancia transcurrió sin prácticamente ningún contacto con los smartphones ni las redes sociales.

Los representantes de la generación Z se distinguen de los millenials en que «nacieron con un smartphone bajo el brazo». A diferencia de los jóvenes de la generación Y, viven inmersos en la tecnología digital desde la infancia y se puede afirmar que Internet es un elemento esencial de las vidas de sus padres.

Los investigadores no se ponen de acuerdo a la hora de determinar el comienzo de los años de nacimiento de la generación Z. El límite oscila entre 1991 y 2001, en función del nivel de desarrollo tecnológico de cada país. Los sociólogos suelen tomar como referencia el año 1995. En ese caso, los centenials adultos ya han cumplido los 24 años.

Según la empresa de medios de comunicación Bloomberg, los miembros de la generación Z representan un tercio de la población mundial y su solvencia va en aumento. De hecho, a las marcas ya les parecen igual de interesantes las audiencias centúricas que las milénicas.

La generación Y disfruta de la vida; la generación Z cambia el mundo.

Las oportunidades y las amenazas del mundo moderno han hecho que las generaciones Y y Z tengan formas diferentes de enfocar la vida.

Según un estudio de la consultora FutureCast, los millenials parten de la premisa que «solo se vive una vez» y, por tanto, intentan aprovechar la vida al máximo. Quieren disfrutar y están dispuestos a arriesgarse para sentirse vivos. El 77 % prefiere vivir una experiencia inolvidable que comprar un producto, por mucho que lo deseen.

Los representantes de la generación Z son más prácticos: el 60 % elegiría un producto físico antes que una experiencia pasajera (40 %).

La generación más joven es más ambiciosa: un 60 % de los centenials, frente a solo un 39 % de los millenials, quiere mejorar el mundo en el que vivimos. La generación Z no solo tiene sueños, sino que también cree que puede cumplirlos. Estos jóvenes dominan la tecnología y están acostumbrados a tener acceso a toda la información que quieren. Por ello, creen que merecen más de lo que tienen. Tienen mucha seguridad y esperan que los demás (marcas, compañeros o suscriptores) los tomen en serio y les ayuden a lograr sus objetivos; por ejemplo, a montar un negocio propio. Esto es lo que quiere un 72 % de los centenials.

La generación Y viaja; la generación Z vive sin fronteras

De todas las generaciones, la milénica es la que más viaja. Un estudio de la agencia de publicidad Expedia Group Media Solutions reveló que los representantes de la generación Y hacen una media de 4,3 viajes al año, es decir, viajan un 30 % más que la generación Z.

Estudios realizados en Rusia también sugieren que un 33 % de los millenials incluye los viajes entre sus principales intereses. En cambio, este tema no figura entre las 10 aficiones principales de los centenials.

No obstante, podemos afirmar que la generación Z es la primera generación global. Una encuesta de la Fundación Varkey realizada a 20.000 personas de 20 países revela que, para los centenials, las fronteras son cosa del pasado. Estos jóvenes «recorren el mundo» a diario gracias a Internet y ya desde niños observan la diversidad del planeta, las culturas y las religiones en vídeos, en las redes sociales y en la realidad que los rodea.

Según el Pew Research Center, la diversidad racial y étnica de la generación Z es un 10 % mayor que la de los millenials.

Los centenials muestran una mayor tolerancia de género. En los Estados Unidos, un 38 % de los representantes de la generación Z considera que, pese a lo que se creía antaño, las personas no se definen por su género. Esta opinión solo la comparte un 27 % de los millenials. Prácticamente un 60 % de los centenials está convencido de que en el mundo debería haber más opciones que «hombre» y «mujer», algo que solo cree el 50 % de los millenials.

Las tecnologías que son nuevas para la generación Y forman parte del día a día de la generación Z.

Ambas generaciones se caracterizan por tener una gran dependencia de los dispositivos móviles, lo que ayuda a las marcas a promocionar sus productos.

Un 53 % de los millenials admitió que, si tuvieran que elegir, preferirían antes perder el olfato que no poder usar la tecnología moderna. Más de un 80 % duerme con su smartphone y un 32 % consulta las redes sociales, incluso en el baño.

Las cifras de la generación Z no son menos impactantes. Según Commscope, el 100 % de los centenials consulta un smartphone al menos 5 veces cada hora. Además, 7 de cada 10 adultos de la generación Z lo hacen cada 2 minutos.

Lo que diferencia a estas generaciones es que las «tecnologías del futuro», que tanto atraen a los millenials, ya están muy integradas en las vidas de los centenials. De hecho, un 82 % de los representantes de la generación Z está convencido de que conoce muy bien las nuevas tecnologías. Desde pequeños oyen hablar de la realidad aumentada, los asistentes con inteligencia artificial y los vehículos no tripulados, así que es no es nada fácil impresionarlos.

Una encuesta de la agencia británica Voxburner reveló que más de un 71 % de los centenials y un 58 % de los millenials muestra interés por la realidad virtual. Según la empresa de investigación CivicScience, un 28 % de los representantes de la generación Z está dispuesto a comprar gafas de realidad virtual frente a solo un 19 % de la generación Y.

La generación Y ve contenido; la generación Z lo crea.

Según el Pew Research Center, YouTube es una plataforma imprescindible para la generación Z.

Por otro lado, más de la mitad de los posmillenials crean contenido por su cuenta. Según revela una encuesta de CommScope, la profesión más atractiva para la generación Z es la de creador de blogs de vídeo. Un 37 % de los encuestados sueña con convertirse en YouTuber profesional.

A diferencia de la generación Y, caracterizada por sus dotes creativas, a la hora de crear contenido los centenials recurren a herramientas intuitivas: prefieren montar un vídeo en un smartphone y, a ser posible, con un solo clic.

Esta peculiaridad de la generación Z ha contribuido a que la aplicación TikTok se hiciera rápidamente muy popular en todo el mundo. A finales del 2018, este servicio para crear y compartir vídeos cortos con el móvil superaba a Instagram y Facebook en número de descargas. Vídeos verticales cortos, retos, prácticas herramientas de edición de vídeo, máscaras, filtros y pistas de audio de fondo gratuitas: todo lo que los centenials podían soñar.

En cambio, según el informe de comScore, las principales aplicaciones que usan los millenials son Facebook, el cliente de correo Gmail y la plataforma de compra Amazon.

La generación Y planifica las compras; la generación Z prefiere improvisar.

La generación Y se basa en el contacto emocional; la generación Z confía en los famosos.

Para captar la atención de las generaciones Y y Z con sus mensajes, las marcas no solo deben ser imaginativas, sino también rápidas y honestas.

La atención de la generación Z dura un 25 % menos que la de sus antecesores. Los millenials pueden mantener la atención durante 12 segundos, mientras que los centenials solo durante 8. Por otro lado, la generación Z tiende a confiar más en la veracidad de la información que recibe. Los centenials apenas comprueban la veracidad de los mensajes publicitarios, menos que la generación Y (40 %).

Esto no significa que los posmillenials sean más fáciles de convencer. Según un estudio de la agencia creativa Brand House, la generación Z es muy intuitiva. Al leer un texto publicitario o ver un vídeo, los jóvenes saben enseguida si la información que se les ofrece es falsa o irrelevante.

Según Deep Focus, los millenials responden mejor a los anuncios que crean un contacto emocional (un 31 % de los millenials frente a un 20 % de los centenials), mientras que los centenials tienen preferencia por los anuncios protagonizados por famosos (un 27 % de los centenials frente a un 20 % de los millenials). CivicScience también confirma que las recomendaciones que ofrecen los líderes de opinión en las redes sociales tienen un mayor impacto en la generación Z (29 %) que en la generación Y (19 %).

Los millenials y los centenials son muy diferentes. Es importante que las marcas sean conscientes de ello y adapten sus estrategias de marketing a cada generación para obtener buenos resultados.

Si quieres vender tus productos a representantes de la generación Y, ofréceles una experiencia estimulante y ayúdales a disfrutar de la vida. Crea un contacto emocional con ellos, promételes un programa de fidelización y ofréceles asistencia online continuada. Recuerda que los millenials suelen planificar sus compras y pueden comprobar la veracidad de tus anuncios.

Con los representantes de la generación Z debes usar una estrategia que les ayude a lograr sus objetivos personales. Los centenials están convencidos de que lo saben todo: conocen el mundo que les rodea, las nuevas tecnologías y la diversidad humana. Es más fácil que se interesen por un producto físico, siempre que sea rentable y que se promocione en un mensaje breve, pero ilustrativo. Atrae a líderes de opinión y fomenta las ventas impulsivas.

Al leer estudios internacionales, debes tener en cuenta que el nivel de desarrollo y las tendencias de las generaciones pueden variar notablemente en función del país, la ciudad e incluso la región de una misma megalópolis. Es importante que estudies el perfil de tus clientes y te fijes en los cambios que se producen en su conducta. Y recuerda: las generaciones crecen muy deprisa y dan paso a otras.

Fuente: https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-es/generaciones-y-y-generacion-z-en-que-se-diferencian-y-como-captar-su-atencion/

HISTORIA DE UNA LOVEMARK: COCA COLA

HISTORIA DE UNA LOVEMARK: COCA COLA

Una de las marcas más amadas del planeta

HISTORIA DE UNA LOVEMARK 

A día de hoy la empresa fábrica un concentrado especial que luego distribuye a distintas empresas embotelladoras que tienen la licencia de explotación. En dichas plantas embotelladoras se diluye el jarabe concentrado se mezcla con distintos edulcorantes dependiendo de cada país, por eso en algunos países tiene cierto sabor un poco distinto que otros. Suelen ser estas mismas empresas las que se encargan de su distribución alrededor de su zona comercial.

También existen distintas variantes del refresco que se han ido elaborando con el paso del tiempo, desde la Coca-Cola light, hasta la cherry cola, pasando por la Coca Cola Zero o la de sabor a vainilla y la famosa Coca-Cola sin cafeína. Todas ellas envasadas en latas y las famosas botellas de Coca-Cola.

Este es otro de los secretos más bien guardados de Coca-Cola, y radica en su marketing. Se trata de la forma de la botella, que está inspirada en el perfil de una mujer, con un aire sensual, que ha cautivado a los consumidores de todo el mundo. De hecho, las botellas han ido evolucionando con la sociedad, pero siempre ha mantenido la esencia del perfil femenino, las proporciones, y la estética que la caracteriza.

 

EL ORIGEN DEL REFRESCO

Actualmente la Coca-Cola se produce y distribuye por la marca The Coca-Cola Company. Se trata de un refresco burbujeante que se vende en todo el mundo.

Ya sea en un badulaque de un país remoto o en un restaurante lujoso, seguro que una de las bebidas que nunca va a faltar va a ser la Coca-Cola.

El principio consistía en una bebida medicinal a modo de jarabe, inventada por John Pemberton, y si, al principio se realizaba con pequeñas dosis de coca.

Hasta que, esto cambió, cuando Asa Griggs Candler, un especialista el marketing, compro la marca y la comercializó alrededor del mundo, haciendo de esta bebida una de las más populares del principio de siglo XX y durante todo el siglo XXI.

¿CÓMO SE INVENTÓ LA COCA-COLA?

El farmacéutico John S. Pemberton, estaba buscando un remedio con el que poder tener una buena digestión. Y el 8 de mayo de 1886 dio con la fórmula, así es cómo empezó en Atlanta, la verdadera historia de la Coca-Cola.

En un principio se vendía en vasitos a 5 céntimos de dólar, en la farmacia Jacobs, pero Pemberton no tardó en darse cuenta de que podía tratarse de la bebida exitosa y con un alto potencial comercial.

Así que junto con contable Frank Robinson decidieron crear un logotipo y más adelante patentar la marca, para fundar lo que hoy conocemos como The Coca-Cola Company. Aunque no fue hasta 1893 cuando se registró la marca comercial en los Estados Unidos.

PRIMER LOGOTIPO DEL COCA COLA

¿CUÁL ES LA FÓRMULA SECRETA?

La cultura popular ha mitificado mucho el secreto de la fórmula del jarabe de Coca-Cola, eso se debe a que sus creadores guardaron la lista de ingredientes en un banco de Atlanta, para que nadie la pudiera copiar. De hecho, es uno de los ejemplos de propiedad industrial y se utiliza como ejemplo, en las universidades, a la hora de explicar el desarrollo comercial de un producto.

A pesar de sus esfuerzos por esconder la receta de ingredientes de dicha fórmula, parece ser que unos periodistas pudieron colarse en el banco y durante momento de la historia, la fórmula fue publicada en varios medios de comunicación. Algunos rumores dicen que las fotografías que los traba la noticia eran totalmente falsas, sin embargo, parece ser que el libro que aparecía con la fórmula, era el auténtico recetario familiar de John S. Pemberton. Esto contribuyó a crear el mito y ampliar la leyenda.

EVOLUCIÓN DE LOS LOGOTIPOS DE COCA COLA

 EVOLUCIÓN DE LA ENVASES DE COCA COLA

 

COCA COLA ENTRE LAS MARCAS MÁS VALIOSAS EN EL 2019

 

POSICIONAMIENTO, MAPA DE POSICIONAMIENTO Y ESTRATEGIAS

POSICIONAMIENTO, MAPA DE POSICIONAMIENTO Y ESTRATEGIAS

El término posicionamiento fue planteado en 1969 por Jack Trout en su libro: “Posicionamiento”; es un elemento dentro del marketing al que muchas veces no se le da importancia o se lo encasilla desde el punto de vista publicitario; creemos que, desde la concepción actual, debe ser planteado y determinado estratégicamente en el marketing y las campañas publicitarias.

Una vez decidido el segmento que se quiere penetrar, la compañía elige su estrategia de posicionamiento en el mercado; es decir, la posición que tendrá el producto en los segmentos seleccionados.

Según plantea Trout (1991), el enfoque fundamental del posicionamiento no es crear algo nuevo y diferente, sino manipular lo que ya está en la mente; revincular las conexiones que ya existen.

En la selva de la comunicación de hoy en día, el único medio para destacar es saber escoger, concentrándose en objetivos, posicionamiento y segmentación. En una sola palabra, “conquistando posiciones”.

Para Lamb, Hair y McDaniel (2011), el desarrollo de cualquier mezcla de marketing depende del posicionamiento, un proceso que influye en la percepción general que los clientes potenciales tienen de una marca, línea de productos u organización. Por lo tanto, se entenderá por posicionamiento el lugar que ocupan los productos, las marcas y las empresas en la mente del consumidor, en relación con la competencia.

Existen diferentes maneras de posicionar el producto, según atributos específicos, su ocasión de uso, la clase de usuarios y la clase de productos. De igual modo, se puede posicionar en contra de los competidores o lejos de ellos. Por consiguiente, la tarea de posicionamiento comprende tres etapas: la identificación de un conjunto de posibles ventajas competitivas. La selección de las más adecuadas. La comunicación y entrega efectiva de esta posición en el mercado.

Estrategias de posicionamiento

La tarea de posicionamiento contempla tres pasos: identificar las ventajas competitivas que serán la diferenciación con relación a la competencia, elegir la ventaja que será más adecuada y seleccionar una estrategia general de posicionamiento. El posicionamiento comienza con un producto y una empresa. Las estrategias pueden darse de tres maneras.

Estrategias para fortalecer el propio posicionamiento

La empresa debe fortalecer el posicionamiento en la mente del consumidor desarrollando estrategias de penetración y campañas publicitarias enfocadas a recordar el producto continuamente. Esta estrategia lleva a posicionar de mejor manera el producto, la marca o la empresa.

Estrategia de búsqueda de una nueva posición en el mercado

Buscando un lugar que no esté ocupado y que tenga un suficiente número de consumidores como para instalarse en ella. Es decir, buscar segmentos de mercado nuevos donde se pueda posicionar el producto, a través de estrategias de desarrollo de mercado y evaluando la posición de la competencia en ellos.

Como manifiesta Trout (1991), la mejor manera de penetrar en la mente es ser el primero en llegar, fijando el mensaje en la mente de un modo indeleble.

Estrategia de reposicionamiento

Consiste en revisar las percepciones del segmento de mercado con relación a la marca, buscando realizar ajustes que se adecuen a los cambios del mercado.

Trout (1991), advierte que como hay tantos “huecos” para llenar, una compañía ha de crearse uno, reposicionando a los competidores que ya ocupan posiciones en la mente del público. En otras palabras, para introducir una nueva idea o producto en la mente, primero hay que desplazar la idea o producto existente. Una vez que se ha logrado desbancar una idea vieja, la presentación de una nueva es tarea sencilla.

Para Lamb, Hair y McDaniel (2011), las bases para el posicionamiento reúnen atributo, precio y calidad, uso o aplicación, usuarios del producto, clases de producto, competidor y emoción.

Mapa de posicionamiento

Antes de planificar cualquier campaña de marketing, es necesario saber en qué situación se encuentra la empresa en la mente del consumidor, respecto a la competencia. El mapa de posicionamiento es una herramienta de análisis de marketing que sirve para representar de forma gráfica la situación de la empresa o producto, respecto a la competencia, en función de varios criterios. Esto ayuda a saber cuál es la posición actual para adoptar las estrategias de marketing necesarias y lograr los objetivos propuestos. Se debe elaborar el mapa de posicionamiento, cuando se está en la fase de planificación de la estrategia de marketing.

El formato más clásico del mapa de posicionamiento consiste en dos ejes (vertical y horizontal) que se cruzan y en cuyos extremos figuran el valor mínimo y máximo de cada parámetro a analizar.

Pero hay versiones más sofisticadas que, además de la posición de cada competidor, permiten incorporar otros valores (como su cuota de mercado) para aportar más información.

Para preparar un mapa de posicionamiento básico, es necesario:

  • Dibujar dos ejes que se crucen (vertical y horizontal).
  • Elegir los principales parámetros que definen la posición de la empresa o producto en el mercado.
  • Situar a la empresa y los competidores en la parte de cada cuadrante que más se acerque a su posición.
  • La exactitud del mapa de posicionamiento dependerá de los datos usados para elaborarlo.

TIPOS DE INFLUENCERS

TIPOS DE INFLUENCERS

 

Mega influencers

Se caracterizan por tener millones de seguidores lo que permite niveles únicos de alcance para las marcas.

Influencers celebridades

Son aquellos que con acciones ajenas a las redes sociales poseen un gran número de seguidores, siendo líderes de opinión en segmentos específicos.

Grandes influencers

Alcanzan más de 50 mil seguidores y se caracterizan por marcar tendencias que sean replicadas por marcas, usuarios y otros influencers.

Micro influencers

Se caracterizan por especializarse en temas concretos y llegar segmentos determinados. Gozan de altos niveles de credibilidad entre quienes los siguen.

Pequeños influencers

Gozan de gran autoridad y tienen un alcance limitado; pero son aliados valiosos para las marcas para conseguir engagement.

Influencer en nacimiento

Si bien cuentan con un alcance pequeño, sus cifras de crecimiento son únicas, significan una gran inversión a largo plazo para las marcas.

CÓMO CREAR UNA ESTRATEGIA DE MARKETING DE CONTENIDOS PARA TU MARCA

CÓMO CREAR UNA ESTRATEGIA DE MARKETING DE CONTENIDOS PARA TU MARCA

Uno de los enfoques de marketing más utilizados hoy en día, es sin lugar a dudas el marketing de contenidos que se especializa en crear y difundir contenido relevante para un público específico con el objetivo de generar experiencia, contar una historia y lograr conversación en torno a él.

El marketing de contenidos es la forma actual en la que la empresa publicita su marca, crea conexiones y vende a los consumidores, convirtiéndose en narradoras de historias.

La mayoría de las empresas implementan estrategias de este tipo de marketing, tanto en su marketing tradicional como digital difundido en sus propios canales de comunicación y las redes sociales.

Contar con una guía que nos marque el camino para desarrollar una adecuada estrategia de marketing de contenidos se hace necesaria para la marca, el posicionamiento y la diferenciación de la empresa.

Si quieres diseñar una estrategia eficaz basada en la planificación de contenidos debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Define el objetivo de la estrategia que puede plantearse en función a la marca y lo que se pretende lograr con ella o en relación a las ventas que se quieren del producto.
  2. Determina el público al que se dirige la estrategia con una micro segmentación, creando tu buyer persona para caracterizarlo e identificarlo.
  3. Planifica y organiza el contenido que difundirás considerando las temáticas de intereses del público y contando historias que generen experiencias.
  4. Crea y diseña el contenido en base a los tres puntos anteriores generando una historia que llame la atención, despierte el interés, provoque el deseo y desencadene una acción.
  5. Difunde el contenido a través de los medios de comunicación como sitio web, blogs, comunidades online, redes sociales, boletines informativos, etc.
  6. Viraliza el contenido a través de influencers, líderes de opinión o fans de la marca.
  7. Por último, realiza una evaluación de la estrategia de marketing de contenidos analizando si se alcanzaron los objetivos propuestos.

 

 

Pin It on Pinterest